martes 12 de febrero, 2019

El regreso de los halcones - por Daniel Urresti

Lectura de 2 minutos
Halcones
Fuente: Andina

Existen personas que tienen la suerte de dar por hecho cosas como tener una movilidad propia. No es algo que les sea difícil conseguir. Hasta pueden cambiar de carro cada cierto tiempo.

Antes, les era gratificante subir a su vehículo y desplazarse por las calles de Lima con la rapidez y la comodidad de manejar su propio carro. Ahora, es realmente estresante.

El tráfico infernal de la ciudad influye en el carácter, en los hábitos y hasta en el comportamiento hacia las demás personas.

Los que no pueden soñar con comprar un auto, utilizan el transporte público, que es simplemente el equivalente a sumergirse en una especie de pesadilla kafkiana que puede durar entre tres o cuatro horas diarias.

Esta realidad ha impulsado a muchísimas personas honradas y trabajadoras a buscar una solución en la adquisición de motocicletas de todos los tipos, tamaños y cilindrada, porque les permite sortear con mayor facilidad el tráfico y trasladarse con mayor rapidez al trabajo. Es muy notorio el incremento de estos vehículos en todas las calles de la gran ciudad.

Pero lamentablemente estas características también sirven para que los delincuentes utilicen las motos para cometer sus fechorías y huir con facilidad alejándose rápidamente de sus víctimas. Es más, la frecuencia con que se vienen cometiendo delitos con el empleo de este tipo de movilidad ha logrado que algunas autoridades busquen la solución mas fácil, pero la mas difícil de implementar: que las motos solo trasladen un pasajero. Por supuesto la gente honrada dueña de este tipo de transporte ha puesto el grito en el cielo y muchos opinologos, analistas y autoridades se han pronunciado a favor o en contra.

Lo cierto es que el Ministro del Interior, que es la autoridad más directamente relacionada con la solución de este problema, se ha pronunciado en contra de recortar el empleo de las motos a sus propietarios y ha prometido reforzar las unidades que deben controlar el correcto empleo de estos vehículos.

La Unidad policial de Los Halcones se creó hace varios años para poder acabar con los robos que sufrían los cambistas de dólares mediante la modalidad del asalto por dos delincuentes que se movilizaban en motos. Bastaron unos meses para que los delincuentes abandonen esa modalidad debido a la eficiente labor de control de esta unidad policial.

Posteriormente, a los Halcones se les incrementó otro tipo de misiones, como patrullajes contra la delincuencia callejera, recuperación de espacios públicos y otros.

Me parece que esta unidad debería ser reforzada con motocicletas de alto cilindraje y personal para que se dedique exclusivamente a su misión primigenia: controlar todas las motos con dos pasajeros para asegurarse de que se trata de ciudadanos honrados e intervenir y capturar a aquellos que se dedican a delinquir utilizando esta modalidad.

Estoy seguro de que el regreso de la unidad policial Los Halcones puede ser la mejor solución para todos.

Hasta ahora, el MININTER viene cumpliendo lo ofrecido, esperemos que esta vez no sea la excepción.

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ