jueves 6 de diciembre, 2018

¿Qué está pasando con el expresidente Alan García? Aquí te contamos

Lectura de 3 minutos
5bf1b4b1b90b0

La situación del expresidente y líder aprista, Alan García, ha dado mucho de qué hablar en los últimos días. Una gran cantidad de eventos políticos han sucedido: la negación del asilo por parte de Uruguay, una supuesta comunicación con Costa Rica, un presunto “chuponeo”; en este informe te resumimos lo ocurrido esta semana.

Asilo negado

El 3 de diciembre, tras varias semanas del pedido realizado por Alan García a la Embajada de Uruguay solicitando asilo político, Tabaré Vásquez, presidente uruguayo, anunció que su país no le daría asilo, puesto que se consideró que “en el Perú funcionan de forma autónoma y libremente los tres poderes del Estado”.

Esta afirmación fue importante puesto que un sector en el Perú argumenta que hay una “persecución política”, argumento que García utilizó para buscar asilo, diciendo que se había “criminalizado la política” en el país.

Tras retirarse de la Embajada de Uruguay, García se dirigió a su hogar, puesto que no tenía (y hasta la fecha tampoco tiene) orden de captura alguna que le impida transitar libremente.

“Cambio de versión”

El 5 de diciembre, Alan García declaró a la prensa sobre su situación y los motivos para su solicitud de asilo: “Se nos informó que el lunes 19 [de noviembre] se iba a pedir una prisión preventiva en mi contra, considerando que iba a ser abusiva e ilegal utilicé mi derecho constitucional de pedir asilo al Uruguay, el resultado ustedes lo conocen”.

Respecto al asilo, además, indicó que este fracasó debido a “presiones políticas” existentes en el país, pero que permitió a la comunidad internacional ver cómo funciona la justicia peruana. En este contexto, García afirmó que “en el Perú hay independencia de poderes y no hay persecución política”, comentario contrario a la argumentación bajo la que solicitó asilo.

El exmandatario afirmó que se presentará a todas las citaciones y que entregará al fiscal José Domingo Pérez su pasaporte, certificado domiciliario y certificado de trabajo, como muestras de arraigo.

¡¿Chuponeo?!

La noche de ayer, 5 de diciembre, Alan García aseguró que un vehículo que se encontraba en los exteriores de su vivienda en Miraflores era responsable de realizar un “chuponeo” en su contra. De acuerdo a declaraciones de personas que se encontraban en el lugar, personal de la Policía escoltó a una persona con un maletín negro que fue retirado del vehículo.

Las personas dentro del vehículo habrían asegurado ser periodistas y en el interior se podía observar un letrero de “prensa”. No obstante, se confirmó que la camioneta era del Ministerio del Interior.

Al respecto, Alan García declaró, “me parece rarísimo que se extraiga un maletín de un vehículo de escucha, que espero que no se vaya de aquí hasta que llegue la Fiscalía, que sirve para muchas cosas y denuncie este delito flagrante. Y ojalá que el ministro del Interior tenga una explicación que darnos sobre el personal y quienes han resguardado a los que escuchan”.

Asimismo, responsabilizó “en última instancia” al presidente Martín Vizcarra, a quien advirtió: “Así no se ganan Referéndums”, aseverando que no hay Estado de Derecho si los ciudadanos peruanos son escuchados de forma ilegal. El evento se dio después de un conflicto entre simpatizantes apristas con la policía tras notar la presencia del vehículo a las afueras de la vivienda de su líder.

A través de Twitter, García Pérez compartió imágenes de la escena, y calificó el supuesto chuponeo de “prácticas montesinistas”:

Compartió también una captura donde, supuestamente, se puede apreciar el “maletín negro” con presunta información obtenida en base a la práctica del “chuponeo”:

Carlos Morán, ministro del Interior, respondió a las acusaciones de García indicando que no existe ningún tipo de irregularidad con el vehículo ubicado al exterior de su vivienda, sino que este se encontraba ahí como seguridad para el expresidente, que había sido solicitada previamente.

En comunicación con RPP, Morán declaró: “Me puse en contacto con el señor Ricardo Pinedo [secretario de Alan García] y él me pidió a mí que temía por la seguridad del expresidente y que yo le garantizaba como ministro y como parte del gobierno que no le iba a pasar absolutamente nada, que se iba a constituir a su domicilio y que nosotros íbamos a reforzar la seguridad para que no le pase absolutamente nada”.

Finalmente, el Ministro invitó a García a que “venga a la Fiscalía y que verifique qué contiene el vehículo y verifique lo que hay en el interior. Le garantizo que no hay nada irregular”.

Escribe Alonso Díaz
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ