viernes 16 de noviembre, 2018

(EDITORIAL): Alan García en problemas

Lectura de 2 minutos
Alan García
Fuente: América TV

La denuncia que hizo ayer IDL-Reporteros contra el líder aprista Alan García es sencillamente devastadora. El propio expresidente, en sus respuestas a la prensa, se mostró ofuscado e incluso llegó a perder los papeles. Tildó de “imbéciles” a quienes lo acusan de haber recibido dinero de Odebrecht y maltrató a una reportera de Canal N que simplemente quería preguntarle por la investigación del grupo periodístico dirigido por Gustavo Gorriti. En una actitud inaceptable para un expresidente, García sugirió que la reportera de Canal N estaba siendo “digitada” por los intereses de Graña y Montero, otra empresa involucrada en el caso Odebrecht.

La razón por la que decimos que la investigación de IDL-Reporteros ha sido devastadora es porque muestra acciones bastante sospechosas por parte de Odebrecht en relación al pago de US$ 100 mil que se le hizo al expresidente por una conferencia que brindó en Brasil. Con documentos, IDL-Reporteros ha mostrado que un funcionario de Odebrecht le escribió a José Américo Spinola para qgados homónimo que pagó a Alan García los US$ 100 mil. Spinola es dueño del estudio de aboa. La denuncia de IDL-Reporteros es que el dinero entregado por el estudio Spinola provendría de Odebrecht. La empresa brasileña habría simulado contratos para que Spinola figure como el pagante y no quede en evidencia que el dinero entregado a Alan García era de ellos.

En materia de derecho penal, la denuncia de IDL-Reporteros no prueba que hubo delito alguno. Guste o no, recibir dinero de Odebrecht no es está penado en nuestro país. La Fiscalía, para poder acusar a Alan García, debe buscar pruebas que demuestren que los US$ 100 mil tenían un origen ilícito o que fueron entregados como pago por un acto de corrupción.

Sin embargo, esta denuncia debería bastar para que los peruanos dejemos de confiar en Alan García como político. Es un caso que, en cierto sentido, es bastante similar al de Pedro Pablo Kuczynski. Aunque por ahora no se ha demostrado que PPK haya cometido algún delito, sus acciones durante el gobierno de Alejandro Toledo fueron lo suficientemente sospechosas como para que el pedido de vacancia presidencial tenga sentido. En el caso de García, los contratos que habría simulado Odebrecht y las comunicaciones entre Spinola y el funcionario que solicitó sus servicios en relación al pago del líder aprista son suficientes como para sospechar que Alan García podría estar involucrado en actos turbios. De otra manera, no se entiende por qué Odebrecht tenía tanto interés en pagarle US$ 100 mil y que a la vez no se haga público que el dinero recibido por García les pertenecía.

A quienes estén interesados en el caso, recomendamos revisar la investigación hecha por IDL-Reporteros. Hasta el momento, el expresidente García no ha respondido a los cargos que se le imputan, sencillamente ha dicho que a él lo contrató Spinola. Ello, no obstante, no es una respuesta adecuada ya que la denuncia ofrece suficientes elementos probatorios para creer que ese contrato fue simulado. Saludamos que Alan García señale que se allana al impedimiento de salida del país solicitado por la Fiscalía, pero si pretende defenderse, tiene muchas explicaciones que dar y mejores argumentos que ofrecer que simplemente tildar de “imbéciles” a otras personas.

Escribe Altavoz
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ