lunes 12 de noviembre, 2018

(EDITORIAL): ¿No mintió, señor Chávarry?

Lectura de 2 minutos
Pedro Chávarry

Para ser fiscal de la Nación es requisito indispensable ser honesto y transparente. El fiscal Pedro Chávarry, sin embargo, no lo ha sido. Durante la entrevista que concedió a CNN en Español, Chávarry aseguró que en ningún momento mintió a los peruanos. Consultado por el periodista Fernando del Rincón si le garantizaba a los peruanos que no había mentido, el titular del Ministerio Público respondió de la siguiente manera: “No, no, no he mentido, yo trato y he tratado siempre de llevar una vida correcta, una vida sana, y mi vida cambió el 20 de julio de este año cuando juramenté como fiscal de la Nación”.

La respuesta que brindó Chávarry a CNN en Español es bastante sorprendente porque hace solo unos días aseguró que, si se lo sancionaba por mentir, entonces todos los abogados debían renunciar al Colegio de Abogados de Lima. Muchos pensábamos que Chávarry por fin estaba aceptando que había mentido al país.

El fiscal de la Nación, sin embargo, parece estar empeñado en negar lo evidente. Si a alguien se le había olvidado, Pedro Chávarry afirmó que él jamás había participado de una reunión coordinada por César Hinostroza con miembros de la prensa peruana. Días después de que hiciera esta afirmación, con la que trataba de desligarse del destituido juez supremo, se divulgaron audios en los que se confirmaba que Chávarry sí había aceptado la proposición de Hinostroza de hacer una reunión privada con miembros de la prensa favorables a que él asuma la Fiscalía de la Nación. Al fiscal no le quedó más que admitir que la reunión había existido, aunque jamás pidió disculpas a los peruanos por su mentira.

En el complicado contexto político e institucional en el que nos encontramos, aquella mentira de Pedro Chávarry era suficiente para que renuncie a su cargo. El fiscal de la Nación debe ser una persona transparente y honesta, y no alguien que con su presencia deteriore la imagen y la confianza de los ciudadanos en el Ministerio Público. Chávarry, sin embargo, jamás aceptó lo que hizo, sino que incluso se atrevió a decir que hizo esta afirmación falsa para proteger a la Fiscalía. Peor aún, ha vuelto a mentir al asegurar sin ninguna vergüenza en CNN en Español que él no ha incurrido en falsedades. Para proteger su primera mentira, Chávarry volvió a incurrir en el mismo acto.

Sinceramente, no comprendemos la actitud de Pedro Chávarry. Si cometió un error –bastante grave, además– lo correcto es aceptarlo y disculparse. En su caso, nosotros consideramos que ello ameritaba su renuncia. No vemos ninguna razón para que un funcionario público se aferre de esa manera a una institución a la que está perjudicando con su presencia. Ahora que, además, vuelve a decir una falsedad con total cinismo, tenemos todavía menos razones para confiar en él. El fiscal de la Nación debería ser un ejemplo de comportamiento ético, no una persona que tan a menudo se gane críticas justificadas.

Escribe Altavoz
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ