miércoles 31 de octubre, 2018

La lucha anticorrupción no se negocia - por Carlos Bruce

Lectura de 2 minutos
Corruption-640×366
Fuente: culturacientifica.com

Frente a la posibilidad de un diálogo necesario entre el Ejecutivo y las fuerzas políticas representadas en el Congreso, hoy debe quedar meridianamente claro que ello debe pasar necesariamente por sumar fuerzas para combatir la corrupción sin miramientos, sin tregua y sin condiciones.

El cáncer de la corrupción ha llegado a límites insoportables envolviendo a todas las instituciones del Estado y requiere la acción conjunta de todos los actores políticos y sociales para hacer frente a esa gran amenaza para el país. Más aún, ahora, cuando estamos en los prolegómenos de procesos judiciales en los que están involucrados personajes claves del sistema de justicia.

Ya no es posible ocultar a gravedad de la situación ni desentenderse de ello sin caer en la complicidad o la connivencia frente a una lacra que lacera las fibras morales de nuestra sociedad.

En buena hora que el Presidente haya asumido, desde un inicio, como uno de sus compromisos la lucha contra la corrupción que corroe las instituciones del Estado. De nada servirán las reformas para fortalecer las instituciones y para dar mayor sostenibilidad al crecimiento económico si no atacamos drásticamente la corrupción, que hoy constituye el principal problema que aqueja al país.

El Congreso no puede rehuir de esta grave responsabilidad frente al país, que espera a gritos las reformas y la limpieza de todas las instituciones para empezar a recuperar la confianza en el Estado.

Los audios y videos del escándalo de corrupción en las altas esferas del sistema de justicia, y sus lazos con congresistas, empresarios y periodistas en componendas delictivas, han impactado tanto en la población, que no puede esperar, sino medidas radicales. Ni las leguleyadas ni las medias tintas servirán para desviar el foco de atención sobre esta ignominia que avergüenza al país.

En el diálogo que habrá de liderar el mandatario, de acuerdo a su planteamiento efectuado al asumir su mandato, sabremos quiénes realmente están dispuestos a sumar fuerzas en un solo sentido, y quienes solo lo hacen por meros cálculos políticos.

Revertir la poca o nula credibilidad y confianza de las instituciones del Estado ante los ojos de la población, ha de ser nuestro principal objetivo en la batalla que tenemos que emprender contra la corrupción. Estamos en el punto límite y en un momento crucial para el país.

Nadie puede rehuir de la responsabilidad que tenemos de forjar un país viable, digno y respetable.

Escribe Carlos Bruce
Congresista reelecto para el periodo 2016 - 2021 y miembro de la bancada Peruanos por el Kambio. Es el actual ministro de Vivienda y Saneamiento.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ