miércoles 31 de octubre, 2018

(EDITORIAL): "¡Es chileno!"

Lectura de 2 minutos
jorge estrella

Cual Yeni Vilcatoma en el pleno del Congreso, algunos peruanos reaccionaron indignados al enterarse de que Jorge Estrella, voceado como nuevo jefe de la Sunat, nació en suelo chileno. Incluso algunos políticos experimentados criticaron la posible designación del actual gerente de Estudios Económicos del Banco Central de Reserva como cabeza de la institución encargada de recolectar impuestos. Poco más y volvíamos a escuchar las referencias a Condorito por las cuales la parlamentaria Vilcatoma se hizo internacionalmente conocida.

Aunque es cierto que Jorge Estrella nació en territorio chileno, también es verdad que es peruano y que sus padres son peruanos. Como ha señalado Daniela Estrella, hija del destacado economista, Jorge Estrella nació en Chile debido a que su madre se encontraba en el país sureño realizando una maestría. Sin embargo, al igual que sucede con otros cientos de peruanos, Estrella fue registrado en el Consulado de Perú en Chile porque nuestra Constitución indica que el hijo de padres peruanos nacido en el exterior es peruano. Cuando él tenía tres meses, su familia regresó al Perú y desde allí ha residido en nuestro país.

La constatación de este hecho debería cerrar la absurda discusión sobre la nacionalidad del posible jefe de la Sunat, pero el hecho más relevante no es que Jorge Estrella haya hecho su vida en el Perú, sino que le prestemos demasiada atención a algo tan poco relevante como el lugar de nacimiento. A diferencia de muchos que trabajan en el Estado, Estrella no es un improvisado, sino una persona con un currículo que sin lugar a dudas cubre las exigencias de una institución como la Sunat. Además de ser un funcionario destacado del Banco Central de Reserva, Estrella es economista por la PUCP con maestría en la Universidad de Illinos at Urbana-Champaign (EEUU). Ha sido director ejecutivo del Fondo Monetario Internacional para la Jurisdicción del Cono Sur y fue parte del equipo que diseño la reforma tributaria de los años 90.

La pregunta que debemos hacernos después de leer críticas del estilo “es chi le no” es la siguiente: ¿qué nos importa más como país, tener a una persona preparada en puestos claves o el lugar en el que nació? ¿Desperdiciaríamos la oportunidad de tener un funcionario destacado en una institución importante solo porque se nacionalizó peruano (no es el caso de Estrella) en lugar de nacer en el Perú? ¿Todavía seguiremos desperdiciando oportunidades por viejas rencillas del pasado?

Si bien el gobierno de Martín Vizcarra debe elegir al próximo jefe de la Sunat siguiendo la ley (lo que implica escoger a un ciudadano peruano), esperamos que el criterio que prime sea el de las capacidades técnicas. Los ciudadanos, por nuestra parte, debemos dejar de creer que seguimos en guerra con Chile o que el hecho de que una persona haya nacido en otro país es suficiente para descalificarla. Exijamos funcionarios competentes, honestos y capaces y no nos detengamos en nimiedades.

Escribe Altavoz
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ