martes 30 de octubre, 2018

Katherine Ampuero: "Técnicamente, Keiko cumple todos los requisitos para estar con prisión preventiva"

Lectura de 6 minutos
469423

Katherine Ampuero es abogada, ex procuradora ad hoc del caso Odebrecht y hoy asesora del congresista Víctor Andrés García Belaúnde en su despacho. En esta entrevista con Altavoz, narra todas las razones por las que considera que Keiko Fujimori debe estar hoy en la cárcel y por qué sería parte de una organización criminal. También opina de otros políticos como Susana Villarán.

¿Cómo ves el desarrollo de las audiencias lideradas por el juez Carhuancho?

Nuestra apreciación netamente técnica es que, para un pedido de prisión preventiva, la ley es clara cuando señala que se tienen que cumplir tres requisitos. El más importante, por supuesto, es el que indica que los elementos de convicción deben ser graves y fundados, y ello ha sido la primera parte de la exposición del fiscal José Domingo Pérez. Creo que tiene abundantes elementos de convicción.

¿Cuáles son esos elementos?

Elementos graves y fundados. No nos olvidemos que la prisión preventiva es la medida más perjudicial en cuanto a la libertad de una persona. El otro requisito es el tema de que la pena sea superior a cuatro años, y allí no va a haber mayor discusión del tema porque los delitos que se están imputando son lavado de activos y organización criminal, uno de los más graves de nuestro Código Penal. El tercer elemento es el peligro procesal, el cual está configurado por el peligro de fuga y/o la obstaculización de la actividad probatoria. Como te decía, la parte de los elementos de convicción fundados y graves, desde mi punto de vista, se cumple. El fiscal ha señalado abundantes elementos.

Keiko señala que no va a fugarse y que el hecho de estar casada con un extranjero tampoco debería ser motivo para deducir algo así

Para seguir la ilación, cuando entramos al punto de que se está debatiendo el peligro procesal, el peligro de fuga me parece que es el argumento débil por parte del fiscal. La Fiscalía señala que Keiko no tiene ninguna propiedad a su nombre, que vive en un inmueble alquilado, que tiene un esposo extranjero, que tiene familia en Japón y en Estados Unidos, pero no son elementos contundentes. Sin embargo, sí existen elementos que determinan el peligro en la obstaculización de la actividad probatoria del fiscal.

Allí entran a tallar los WhatsApps del chat “La Botica”, ¿cierto?

Entra el tema de la compra de testigos, ya que con ello está comprando la voluntad de una persona para que mienta. El mismo Rolando Reátegui ha admitido que tuvo que buscar a esos aportantes falsos.

Entendiendo todo lo que me dices, ¿se le debería entonces dar esta prisión preventiva a Keiko?

Técnicamente se cumple.

¿Qué opinión tienes del desempeño de Giuliana Loza como abogada de Keiko?

Se nota que ha estudiado el expediente, es indudablemente una abogada preparada. Yo cuestionaría, más bien, su comportamiento frente al juez Concepción Carhuancho, ya que en un momento determinado me hizo recordar a Estela Valdivia cuando defendía a Vladimiro Montesinos. No puedes llegar al extremo.

¿Te refieres a cuando Carhuancho le pidió cordura?

Sí, cuando ella se puso malcriada frente al juez Carhuancho como tratando de dirigir la audiencia. Aquí no se trata de Carhuancho, sino de un magistrado que de acuerdo a nuestras leyes es el que administra la justicia.

Keiko alega que jamás tuvo un contacto directo ni con Odebrecht ni con Barata, pero como según la Fiscalía es una organización criminal…

Todo el mundo tiene tareas, hay jerarquías.

¿También crees que es una organización criminal?

Hay elementos de convicción que ha presentado el fiscal… pues, sí, existirían estos indicios. Las personas que han declarado, los ex funcionarios de Odebrecht no señalan que la entrega fue directa como en el caso de Nadine Heredia.

Ella lo recibió personalmente

Sí, era muy ordenada, lo anotaba en sus agendas. No obstante, eso no quiere decir que Keiko no haya dispuesto con quienes también lideraban esa organización: Ana Vega, Pier Figari y Silva Checa.

¿Cuánta responsabilidad tiene un candidato en una campaña que recibe dinero ilícito, pero que finalmente no pasa por sus manos y, a veces, incluso desconoce?

Tiene responsabilidad en tanto tenga conocimiento o presuma, como dice la ley, la procedencia ilícita de estos dineros y la ley no exige certeza. Si tú tienes certeza que el dinero que te están aportando es un dinero bien habido por qué idear todo un mecanismo de “pitufeo” que se da normalmente cuando hay lavado de activos. ¿Para qué buscar aportantes falsos? ¿Por qué buscar aportantes no pueden acreditar que su solvencia económica les alcanza para realizar dichos aportes?

La situación de Keiko no es igual a la de Ollanta Humala, claramente

La de Humala, hasta el momento, creo que es más complicada. El dinero que habría recibido de Odebrecht no solo lo habría utilizado para su campaña política, sino también para beneficio propio. Con ese dinero ha comprado casas no solamente para ellos, sino también para la suegra, la amiga, personas que no pueden sustentar cómo.

¿También estuviste de acuerdo con la prisión preventiva contra Humala y Heredia?

También se cumplían exactamente como aquí los presupuestos de la ley para recibir una prisión preventiva y ello fue ratificado no solo por la Sala de Apelaciones, sino por la Sala Tribunal Suprema, la máxima instancia del Poder Judicial.

Hay otros políticos también investigados como PPK y Susana Villarán, que hoy tienen impedimento de salida del país, por ejemplo

Con estas investigaciones que están habiendo varios líderes políticos habrían sido beneficiados por estos aportes de procedencia ilícita, ya que salieron del departamento de operaciones estructuradas.

¿Encuentras algunas diferencias entre cada uno?

En el caso Humala la entrega fue directa. En PPK, Keiko, Alan, Susana Villarán, las entregas fueron a otras personas vinculadas a sus partidos.

Conoces a Susana, has trabajado con ella, ¿consideras que puede que, efectivamente, ella haya desconocido de estos posibles aportes? No hay un nombre específico de quién habría recibido el dinero como sí lo hay en otros políticos

Bueno, Susana tiene a Castro. Es más, está debidamente identificado y ellos usaron el seudónimo “Budián”, era José Miguel Castro. Claro que he trabajado con ella y la conozco desde que hice mis prácticas en IDL. Cuando tuve que hacer una denuncia, esta fue la que más me costó hacerla.

O sea, ¿José Miguel Castro es “Budián”?

Sí, y tiene el tema de que Barata ha señalado que fue la misma Susana quien lo llamó por teléfono.

Esas cosas se pueden probar, es fácil, te levantan el secreto de las comunicaciones. Entiendo que ella incluso lo ha pedido

Sí, en el caso de Keiko lo hicieron y aparecen comunicaciones entre Barata y Jaime Yoshiyama.

En el supuesto que sea como indicas, ¿qué tanta responsabilidad tiene Susana?

Es que ella tiene una imputación directa: la llamada por teléfono.

De no haber existido esa llamada

No necesariamente quitas la imputación. He tenido a la vista el informe que hizo la ONPE a sus gastos de campaña en la revocatoria y no concilian los gastos con los ingresos. Y también se da el tema de los falsos aportantes.

¿Segura?

Sí, del 2013. Lo que pasa es que es muy fácil aplicar la norma cuando no es alguien de tu círculo.

Te lo pregunto porque la abogada eres tú

Para mí me fue difícil porque la conocí desde que estudiaba en la universidad. Hice mis prácticas en IDL, ella era directora en esa época. Luego, nos volvimos a encontrar en la liga profesional cuando era alcaldesa, trabajé los tres últimos meses.

¿Consideras que siempre has sido objetiva en tu labor profesional?

Sí, y creo que la mejor prueba fue cuando encontré indicios, no pruebas, indicios de que Susana Villarán habría recibido dinero de Odebrecht para la campaña a la no revocatoria.

Escribe Carlos Rosas
Activista. Estudiante de artes escénicas. De centro izquierda.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ