lunes 15 de octubre, 2018

Retomando las urgentes reformas pendientes - por Marcel Ramírez la Torre

Lectura de 2 minutos
000424096W
Fuente: ANDINA/archivo

A inicios del 2018, los organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) ajustaron sus informes de perspectivas mostrando una visión alentadora para el Perú. Sin embargo, el mismo FMI advirtió que este ímpetu económico tenía pocas probabilidades de durar mucho pues resultaría de la confluencia de factores que no se volverán a repetir.

Así, la Directora Ejecutiva del FMI, Christine Lagarde, recordó que “el mejor momento para reparar el techo de una casa es cuando el clima está soleado”; las épocas de bonanza transitorias deben aprovecharse para cerrar brechas estructurales con un manejo estratégico de los ciclos económicos.

¿Tenemos las capacidades para hacerlo? Casi 3% de déficit fiscal anual (por no haber logrado fuentes de ingresos permanentes), junto con debilidades en diseño de políticas públicas y la priorización del corto plazo, exponen limitaciones para lograr reformas efectivas y oportunas (antes de la crisis). ¿Hay solución?

El Ejecutivo debe dejar de sobre destacar la recuperación del PBI o la mejora fiscal y debe iniciar, vía consenso, el diseño de reformas fundamentales para soportar la próxima crisis cíclica, la cual llegará más pronto de lo esperado. Dicha crisis sorprenderá a los países en desarrollo con menores márgenes de maniobra pues los niveles de deuda estarán ya más elevados debido a la actual coyuntura de bajas tasas de interés; cierto en el caso peruano con un ratio Deuda Pública Bruta/PBI que llegaría a 26% al 2022 según el reciente MMM.

Pero existe un enemigo fantasma del que las autoridades no hablan y es la baja productividad en el país. De acuerdo con un reciente estudio del BID, la productividad total de factores del Perú en los 45 últimos años ha sufrido una variación negativa. Para el período 1970-2015, cayó 0,3%, detrás de Ecuador (+0,7%), Colombia (+0,2%) y Bolivia (+0,1%).

Por ello, los resultados macroeconómicos no son suficientes si no contribuyen a lograr resultados cualitativamente mejores en lo social, como distribución más equitativa del ingreso, reducción de la pobreza. En ese sentido, es impostergable el diseño e implementación de reformas estructurales pro-productividad/pro-competitividad/pro-formalización/pro-confianza (reforma fiscal, laboral, de la gestión del Estado, entre otras) que permitan darle una senda de crecimiento sostenido y equilibrado a la economía, cerrando brechas sociales que refuerzan la percepción de inequidad y recuperando las pérdidas de la desaceleración económica.

La ruta. Lo primero es institucionalizar una nueva gestión por resultados que va más allá de solo el presupuesto (el presupuesto por resultados no es una Reforma del Estado). Requerimos un Estado renovado y creativo que no afecte ni distorsione las decisiones productivas, sino que desaliente las actividades rentistas dentro de sus confines (corrupción) y con alianzas privadas (evasión, informalidad). Se debe aprovechar el rediseño de políticas públicas basado en “nudges” o “empujoncitos” de la economía del comportamiento que permiten intervenciones más costo-efectivas. Asimismo, es fundamental que el gobierno promueva la reconstrucción de un “pacto fiscal” que consolide el círculo virtuoso de mayor y mejor recaudación, mejor gasto, mayor bienestar. El referido estudio del BID cuestiona que, si bien el alza del precio de los metales y otros factores transitorios pueden jugar un rol favorable en los próximos meses para la economía peruana, sin una adecuada agenda de crecimiento a largo plazo la desaceleración volverá a sentirse tarde o temprano. Contentarse con el auspicioso corto plazo resultará en decisiones miopes cuyos perjuicios recaerán, una vez más, sobre los ciudadanos que seguiremos aquí después de que el gobierno termine.

Economista con Maestría en Economía Pública en la London School of Economics y estudios de doctorado en Economía (Birkbeck College) en el Reino Unido. Consultor experto internacional en gestión pública, política fiscal y tributaria y Reforma del Estado y docente de la Escuela de Gestión Pública de la Universidad del Pacífico.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ