domingo 16 de septiembre, 2018

Periodista Claudia Cisneros responde a su abusador: "He recuperado la agencia y el poder que usted me quitó"

Lectura de 1 minuto
maxresdefault (1)

La mujer de prensa y activista Claudia Cisneros respondió a través de su columna en La República al hombre que acusa de haberla maltratado y manipulado por cuatro años, el poeta Luis Enrique Mendoza.

De acuerdo a la columna, Mendoza habría pedido a Cisneros que se rectifique, a lo que ella contestó afirmando que esto es inviable.

“Rectificarme equivaldría a mentir, algo que usted hace sin pudor, no solo al negar que tales hechos ocurrieron, como perfectamente le consta y hay testigos, sino que, incluso, teniendo el atrevimiento de amenazar con demandarme por contar la verdad”, señala Cisneros.

“La verdad no es difamación y por tanto considere categóricamente rechazado su pedido de rectificación. Es usted mismo quien se ha encargado de, con sus actos, dañar su propia reputación”, agrega.

“Está usted en su derecho y libertad de usar la ley como le parezca, aunque sea para seguir mintiendo como lo hace con esta amenaza de demanda. Pero sepa bien que yo, Claudia Consuelo Cisneros Méndez, la mujer que fue su pareja durante casi cuatro años y le dio todo -y más incluso de lo que merecía- y que recibí a cambio maltrato, agresión y violencia, soy una persona liberada de su yugo, de su dominio manipulador y mentiroso”, también indica hacia el final del texto.

“Sepa que he recuperado la agencia y el poder que usted me quitó, y los usaré ahora para defender la verdad, defenderme a mí y a mi hija por el daño infligido por usted, y para defender a otras mujeres que como yo se ven engañadas, sometidas y abusadas por hombres como usted”, remata.

Aunque Cisneros ya había descrito diferentes episodios de abuso, Luis Enrique Mendoza fue nombrado por primera vez en una columna de la periodista Gabriela Wiener para The New York Times titulada “El abuso sexual no es licencia poética en el Perú”.

“La reconocida periodista Claudia Cisneros dedicó tres columnas en un diario a hablar del maltrato físico y psicológico a la que la sometió su expareja, el poeta Luis Enrique Mendoza. A los pocos días de su denuncia, su grupo de poesía le organizó un recital. Ante un acto de abuso y acoso, se activó el aparato machista de encubrimiento que convierte la falta del escritor en mérito, la tontería en audacia y la violencia en una boutade digna de celebración”, se dejaba leer en la columna.

Días después, Mendoza envió una carta notarial a Wiener acusándola de difamación agraviada, lo que Cisneros denominó como un acto de intimidación.

Editor de Política
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ