miércoles 5 de septiembre, 2018

Reformar para crecer - por Carlos Bruce

Lectura de 2 minutos
domino_hand_stop_corruption-746367
Fuente: Difusión

El crecimiento moderado y estable que está registrando la economía peruana desde el año pasado corre el riesgo de verse afectado negativamente a mediano plazo por la falta de reformas importantes, entre las que destacan por la coyuntura actual, las referidas al sistema de justicia y aquellas necesarias para combatir la corrupción.

Así lo ha hecho notar la agencia crediticia Moody’s en su último informe anual, donde además de mantener la buena calificación crediticia de Perú, advierte como grandes desafíos para nuestro país la corrupción y la debilidad del sistema judicial.

Según dicha agencia, las proyecciones de crecimiento de nuestra economía para este año y el próximo son favorables aunque moderadas de 3.9% y 4%, respectivamente, lo cual coincide con lo reportado por el BCR en su última encuesta mensual de expectativas macroeconómicas.

De hecho, gracias al impulso de la demanda interna (consumo e inversión), en el segundo trimestre del presente año el PBI ha crecido 5.4% con perspectiva estable hacia el próximo año. Llevamos ya cinco trimestres seguidos de crecimiento luego de la desaceleración ocasionada por el Niño Costero. El crecimiento del consumo y la inversión privada y pública han coincidido positivamente para obtener estos resultados.

Sin embargo, para garantizar la continuidad de esta tendencia hacia mayores niveles de crecimiento nuestro país necesita de reformas importantes. Así, la agencia Moody’s señala, por un lado, las reformas en lo laboral, en las pensiones y en lo tributario, y de otro lado, las de tipo institucional para enfrentar la corrupción, el débil sistema judicial, la baja educación y la ineficiencia burocrática en todos los niveles de gobierno.

En nuestra realidad, luego de revelarse la profunda y peligrosa penetración de la corrupción en nuestro sistema de justicia, resulta urgente abordar de una buena vez las reformas necesarias para recuperar la credibilidad en las instituciones claves para garantizar la certidumbre jurídica que se necesita para avanzar.

De nada servirá abordar las otras reformas si no se ataca primeramente y a profundidad la crisis terminal en el sistema de justicia. Hoy, la corrupción, al lado de la inseguridad, se ha convertido en el principal problema nacional y tiene ya que ser enfrentada por todos los frentes y desde todos los poderes del Estado.

El crecimiento que lleva hacia el desarrollo y el progreso del país necesita, para ser sostenible en el tiempo, ir acompañado de una institucionalidad que funcione para el bienestar de todos sus ciudadanos, donde impere la ley y una justicia que sea digna de respeto.

Escribe Carlos Bruce
Congresista reelecto para el periodo 2016 - 2021 y miembro de la bancada Peruanos por el Kambio. Es el actual ministro de Vivienda y Saneamiento.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ