jueves 2 de agosto, 2018

Los abogados de la mafia -por Susel Paredes

Lectura de 1 minuto
maxresdefault

“Ser honorable se ha reducido a no tener antecedentes penales.”
Renato Cisneros

 

El ser abogada debería ser para nosotras un orgullo, sin embargo hoy día en el Perú ejercer el derecho es sentir vergüenza, debido a que en los cargos más altos del sistema de justicia existen abogados que deningran nuestra profesión.

Para muestra dos botones: primero un vocal supremo que dice descaradamente que en sus audios no hay delito, que se trata tan solo de una falta ética, y un Fiscal de la Nación que dice haber mentido, pero sin afán de mentir. Estos dos abogados han puesto en evidencia que, como dijo Renato Cisneros en una entrevista a Alan Wagner, presidente de la Comisión de Reforma del Sistema de Justicia: “Ser honorable se ha reducido a no tener antecedentes penales”.

Estamos hablando de los más altos cargos del sistema de administración de justicia. Esto es una tragedia porque la ley y la doctrina señalan que los magistrados no solamente deben ser abogados quienes sepan de derecho, sino que además sean personas íntegras con alta consciencia de la ética.

Esto tiene una explicación clara en mi opinión, y es que el crimen organizado ha impregnado el sistema de administración de justicia en todos sus niveles, relativizando todo y despojando de dignidad a la magistratura.

La ley 30077 Contra el crimen organizado, define este, como un grupo de tres o más personas en la que existe un reparto de tareas o funciones, con un carácter estable en el tiempo, que se crea, existe o funciona inequivoca y directamente de manera concertada y coordinada con la finalidad de cometer uno o más delitos graves, señalados en el artículo 3 de la citada ley.

Uno de los actores claves del crimen organizado es el abogado, que funciona no solamente como defensor en el caso que tengan procesos penales que enfrentar, sino principalmente como operador criminal corrompiendo el sistema de administración de justicia.

En estos momentos en que los mafiosos pretenden hacernos creer más que nunca que todo está podrido y que todos somos iguales, quienes ejercemos el derecho para lograr justicia y reparación levantamos nuestra voz, para decirles: ¡Fuera!

Abogada. Activista por los DDHH. Especialista en fiscalización municipal y seguridad ciudadana. Visita https://susel.pe/ para más.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ