jueves 19 de julio, 2018

"África ganó la Copa del Mundo": embajador de Francia protesta por broma y sudafricano Trevor Noah le responde

Lectura de 4 minutos
Captura de pantalla 2018-07-19 a la(s) 10.04.20

Una broma del comediante sudafricano Trevor Noah en la que se refirió al equipo de Francia como una selección de “África (que) ganó la Copa del Mundo” amenaza con convertirse en el origen de un conflicto político, después de que el embajador de Francia enviara una carta de protesta al programa “The Daily Show”.

De acuerdo con el texto de Gérard Araud, diplomático francés, la broma de Noah afecta la “condición de francés” de los jugadores galos de padres africanos.

“Esta (broma) legitima la ideología que afirma el ser blanco como la única definición de ser francés”, indicó en la carta Gérard Araud. “Los jugadores fueron educados en Francia, aprendieron a jugar fútbol en Francia y son ciudadanos franceses. Están orgullosos de su país, Francia”, se lee en la carta.

Pero Noah no se ha amilanado y ha respondido al embajador durante una nueva transmisión. “Cuando yo digo: ‘son africanos’, no lo estoy diciendo como una forma de excluirlos de su condición de franceses, sino que lo uso como una forma de incluirlos en mi condición de africano”, declaró Trevor Noah.

“Cuando no tienen trabajo, cuando podrían cometer un crimen o cuando son considerados detestables -son los inmigrantes africanos. Cuando sus hijos van y traen una victoria de Copa Mundial a Francia, deberíamos solo referirnos a ellos como franceses”, agregó el comediante.

En otro momento, Noah también resaltó la historia de colonialismo francés en territorios africanos. La carta del embajador francés se refería al equipo galo como un reflejo de la diversidad francesa, lo cual fue duramente contestado por el comediante. “No estoy tratando de ser un imbécil, pero creo que refleja mejor el colonialismo francés. Porque no es como que sean jugadores al azar, todos tienen algo en común”, señaló Noah.

“Si rastreas su genealogía… ¿cómo te hiciste francés, cómo terminaste hablando francés? Ah, ya entiendo”, ironizó el sudafricano.

Trevor Responds to Criticism from the French Ambassador

The French ambassador to the U.S. Gérard Araud didn’t like that I congratulated Africa on France’s World Cup victory. Here’s my response:

Posted by Trevor Noah on Wednesday, July 18, 2018

Blanco, negro, árabe

La polémica en torno a la identidad nacional de los jugadores franceses no es reciente, sino que se remonta a al menos 20 años de vínculos entre política y fútbol. En 1998, año en el que una selección francesa, formada en buena parte por hijos de inmigrantes, ganó la Copa del Mundo, el líder nacionalista Jean Marie Le Pen indicó “no reconocerse” en los jugadores galos.

La broma recurrente en esa época fue que los nuevos colores de la bandera francesa no eran el blanco, rojo y azul sino el blanco, negro y beur (árabe).  Con el nuevo triunfo de los bleus, incluso la lideresa de la derecha radical francesa Marine Le Pen, hija de Jean Marie Le Pen, ha felicitado a la escuadra -un hecho que no ha pasado desapercibido y por el que se le ha criticado de hipócrita.

En las redes sociales, la misma polémica se formó en torno a los tuits que resaltaban la condición de hijos de inmigrantes africanos de las principales estrellas de la selección francesa.

Mientras que algunos tomaron los tuits como una forma de racismo, en la misma línea del embajador francés, otros lo vieron como una reivindicación en medio de un contexto de deportación constante de refugiados e inmigrantes ilegales africanos en Europa.

“Decir que Umtiti, Mbappé y muchos más no son franceses sino africanos es repetir -bajo, imagino, una intención de izquierda- un lugar común de la derecha más rancia. Tal vez habría que empezar por el principio: preguntarle a ellos qué piensan”, apuntaba en su blog el periodista y cronista Marco Teruggi sobre el tema en un compartido artículo en torno a la victoria de Francia.

El dato

El jugador belga Romelu Lukaku, de orígenes congoleños, también se ha referido a su identidad en una extensa columna testimonial.

“Cuando las cosas iban bien, los diarios me llamaban el goleador belga; cuando no iban bien, me llamaban el descendiente de congoleños”, ha señalado.

“Si no te gusta la forma en la que juego, está bien, pero yo nací aquí. Crecí en Amberes y en Lieja y en Bruselas. Soñé con jugar por el Anderletch. Soñaba con ser Vincent Kompany. Empezaré una oración en francés y la terminaré en holandés, y le pondré algo de español o portugués o lingala, dependiendo del barrio en el que estemos”, continuó explicando.

“Soy belga. Todos somos belgas. Eso es lo que hace genial a este país, ¿verdad?”, concluía.

Editor de Política
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ