martes 17 de julio, 2018

(EDITORIAL): ¿Ministro por las puras?

Lectura de 2 minutos
salvador heresi andina
Fuente: Andina

Desde que Salvador Heresi asumió el ministerio de Justicia, en este diario cuestionamos la designación alegando que no creíamos que fuera la persona idónea para llevar a cabo la reforma del sistema de justicia que el Perú necesita. A menos de cuatro meses del inicio del gobierno de Martín Vizcarra, la evidencia nos dice que -lastimosamente- no estábamos equivocados. El presidente, sin mucho interés en hacer reformas importantes, privilegió los cálculos políticos en uno de los sectores más importantes del Estado.

La reciente conformación de la Comisión de Reforma del Sistema de Justicia es prueba de ello. Al menos en teoría, se suponía que Salvador Heresi era la voz jurídica más importante del gabinete. La reforma que se está tratando de emprender luego de la divulgación de los audios debió tener como actor clave al exministro de Justicia. Sin embargo, y como el propio Heresi reconoció, Martín Vizcarra y César Villanueva hicieron caso omiso a sus recomendaciones para la conformación de la Comisión de Reforma. El presidente y el premier Villanueva fueron quienes coparon por completo una labor que en teoría debía confiarse al Ministerio de Justicia.

Este hecho -que muchos han pasado por alto- revela que Vizcarra no tenía un alto grado de confianza en Heresi para liderar la reforma del sistema de justicia. Y esto es alarmante porque significa que el presidente escogió como ministro de Justicia a alguien en cuyas capacidades no creía. Suponemos que Vizcarra quería congraciarse con Peruanos Por e Kambio ya que se trata del partido oficialista, pero este cálculo político terminó por jugarle en contra. El plena batalla contra la corrupción judicial, el gobierno de Vizcarra y Villanueva se quedó sin ministro de Justicia.

Lo más lamentable de todo es que tuvo que estallar un escándalo de corrupción de esta magnitud para que Vizcarra recién se decida a hacer algo por la justicia en el Perú. Y decimos que es lamentable porque todo el mundo sabe en nuestro país que el Poder Judicial está infestado. Todos sabemos que las instituciones del sistema de justicia no funcionan y que la corrupción no es un hecho aislado. Por eso es que, por ejemplo, en este diario vinimos exigiendo desde hace mucho tiempo una reforma integral del sistema de justicia. Vizcarra, en cambio, decidió taparse los ojos y hacerse el de la vista gorda ante un problema que afecta mes a mes a miles de peruanos.

Ahora que el Perú le pide que se haga cargo del problema de la corrupción judicial, esperamos que Vizcarra y Villanueva se tomen en serio este problema. Que escojan a un ministro idóneo y no a alguien para que ocupe el puesto y no lo escuchen. Pero, más importante, esperemos que por fin el gobierno se dé cuenta de que se necesitan reformas urgentes y que no puede seguir manteniendo una actitud pasiva. El Perú no puede estar supeditado a un gobierno que solo actúa cuando ya no le queda de otra.

Escribe Altavoz
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ