viernes 6 de julio, 2018

Tailandia: Fallece buzo en medio de las labores de rescate de niños atrapados en cueva

Lectura de 2 minutos
buzo
Fuente: BBC

Una noticia lamentable. Ayer, Samarn Kunan (38), uno de los buzos que participaba en las labores de rescate de los 12 niños de entre 11 y 16 años y su entrenador de fútbol (25) atrapados en una cueva en Tailandia, falleció luego de llevarles oxígeno.

“Su trabajo era entregarles oxígeno (a los niños en la cueva). No tuvo suficiente para volver”, señaló Passakorn Boonyaluck, vicegobernador de la región de Chiang Rai, donde se encuentra atrapado el grupo.

Según señalaron las autoridades tailandesas, los compañeros de Kunan intentaron reanimarle, pero no fue posible. Kunan era un antiguo miembro de las fuerzas de élite de la Marina de Tailandia.

Los niños y su entrenador de fútbol ingresaron el 23 de junio a la cueva Tham Luang, la cuarta más grande de Tailandia.

El grupo ingresó a pesar de los avisos que prohíben el ingreso durante la temporada de lluvias (julio-noviembre). La entrada durante esta temporada está prohibida porque las lluvias pueden inundar la cueva -que tiene distintos niveles- impidiendo la salida o causando la muerte por ahogo.

Trayecto complicado

Actualmente, los niños se encuentran a 5 kilómetros de la entrada de la cueva, por lo que las labores de rescate son sumamente complicadas.

“La muerte de este experto buceador sirve para mostrar la dificultad de las tareas de rescate (…) A pesar del deceso no vamos a parar de trabajar para sacar al grupo”, señaló Boonyaluck.

El trayecto que deben recorrer los buzos entre ida y vuelta es de 11 horas, por lo que necesitan hacer paradas de descanso. Ivan Karadzic (44), buzo voluntario procedente de Dinamarca, calificó como “brutal” el recorrido que deben hacer para llegar donde están los niños.

“Está lleno de agua y barro hasta la rodilla. Hay pedruscos, desniveles arriba y abajo, cambios de dirección, caídas de cinco, 10 metros. Está realmente mal”, indicó.

No obstante a ello, Karadzic aseguró que el rescate era “posible”, pero que los niños deben aprender a nadar y las técnicas básicas de buceo.

“Otra cosa sería imposible, no puedes enseñar a un niño de 12 años a ser un buceador competente. Pero sí lo suficiente, siempre y cuando se minimicen los momentos en que los niños tengan que estar bajo el agua”, precisó.

Rescate incierto

La fecha de un posible rescate todavía es incierta. Podría demorar meses si es que se espera a que terminen las temporadas de lluvia. Sin embargo, la intensidad de las lluvias también podría obligar a que se intente un rescate inmediato, lo que obligaría a los niños a salir buceando.

Por el momento, se está proveyendo al grupo de alimentos y oxígeno, y se les está brindando lecciones de buceo en caso se intente esta alternativa.

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ