martes 12 de junio, 2018

Director Joel Calero sobre ley de cine fujimorista: "En la práctica, pretenden censurar al cine peruano"

Lectura de 3 minutos
joel_calero_1

Duras críticas ha recibido el proyecto de Ley de Cine presentado por María Melgarejo, de Fuerza Popular, y firmado por otros 11 congresistas fujimoristas, que establece en su artículo 9 que los proyectos financiados por la ley “no podrán incurrir en apología al terrorismo”, entre otros factores. El director de cine Joel Calero tildó a la ley de “censura” y lo acusó de querer “reescribir la historia”.

“En 1933, con la quema de libros, el NAZISMO empezó la persecución contra los opositores a su régimen (y ya sabemos lo que vino después). Este 8 de junio de 2018, el FUJIMORISMO pretende hacer lo mismo, a su burda manera, pues ha ingresado un proyecto de ley al que, con descaro o ironía, llaman para el ‘Desarrollo de la cinematografía'”, apunta el director del filme “La Última Tarde”.

“En la práctica, pretenden censurar al cine peruano. Así de tosco y burdo: censurar al cine peruano. Este mamarracho jurídico presentado por 12 congresistas fujimoristas señala –literalmente- que ‘los proyectos seleccionados no podrán incurrir en apología del terrorismo, se considerará un aspecto favorable que no enaltezcan ninguna forma de abuso, violencia física y/o psicológica u opresión al ser humano'”, explica.

¿A qué pueden llamar “apología del terrorismo” estos 12 sujetos?“, agrega el cineasta. “¿Creerán que es apología del terrorismo mostrar, como lo hace el fime LA CASA ROSADA, que hubo épocas en que inocentes pobladores peruanos fueron cremados y desaparecidos en los hornos de La hoyada en Ayacucho a manos de malos elementos del ejército peruano? ¿LA BOCA DEL LOBO, una de las mejores películas peruanas de todos los tiempos, hace apología del terrorismo al fabular sobre las trapacerías y crímenes de algunos militares durante la época del Conflicto Armado Interno?”, continúa cuestionado Calero.

“La Casa Rosada”, dirigida por el extinto cineasta ayacuchano Palito Ortega Matute, fue criticado por el congresista y militar en retiro Edwin Donayre por hacer “apología al terrorismo”, mientras que “La Boca del Lobo”, filme de 1988, fue cuestionado en su momento por altos mandos militares.

Ambos filmes se ocupaban de la violencia ejercida por militares durante la época del terrorismo en el Perú. El mismo “La Última Tarde”, filme dirigido por Calero y en el que participaron Lucho Cáceres y Caterina Donofrio, narraba la vida de dos exmilitantes de movimientos terroristas, y se enfrentó a críticas de parte de sectores conservadores en el país.

“Lo que quieren es evidente. Quieren reescribir la historia y ocultar –para siempre- los crímenes que cometieron los miembros de las fuerzas armadas cuando luchaban contra los crímenes de Sendero, sintiéndose protegidos por el abrazo delincuencial de Montesinos / Fujimori”, agrega.

“¿Será casual que esto ocurra luego de que el generalísimo bufón haya perpetrado su plan peluca para cargarse a una trabajadora del LUM? ¿Cuál es el límite de la infamia fujimorista? ¿Creen, como creían los nazis, que proscribir libros o películas los convertirá en políticos virtuosos? Se equivocaron”, concluye Calero.

La propuesta de ley de desarrollo de cinematografía y audiovisual en el Perú, firmada por 12 congresistas fujimoristas, ha sido rechazada no solo por Calero sino por diversas personalidades y asociaciones del mundo del cine peruano.

“El art. 9 del proyecto de cine del fujimorismo que propone censura. Fascismo puro contra la libertad de expresión y creación. Ahora quieren decirnos qué ver. Un motivo más para cerrar ese congreso”, apuntó por su lado la crítica de cine Mónica Delgado a través de su cuenta de Twitter.

 

Editor de Política
Siempre listo para la conversación del día.
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ