jueves 26 de abril, 2018

Manifestación de mujeres por ataque a Eyvi Ágreda no ocurrió, según la Policía Nacional

Lectura de 3 minutos
31286581_1942470929400234_6289635131434991616_n
Fuente: Wayka.pe

Anoche no hubo protestas ni represión durante la reunión y manifestación autoconvocada en el Centro de Lima a raíz de la agresión que sufrió Eyvi Ágreda (22). Así lo afirmó la Policía Nacional del Perú durante un contacto telefónico con Diario Altavoz.

“Sabemos que por las redes circulan fotos y videos de gases lacrimógenos pero desconocemos de donde ha salido esta información”, dijo una portavoz de la institución. La División de Prensa y Publicaciones aseveró que la Región Policial Lima no tiene registro de ninguna intervención contra una marcha feminista.

Pese a esta versión otra fuente dentro de la institución policial aseguró que sí hubo una confrontación entre efectivos policiales y manifestantes en las inmediaciones del Jr. Camaná. Según el testimonio del oficial, los uniformados usaron dos granadas lacrimógenas y detuvieron a un hombre durante el hecho.

“Hay un detenido que es un bombero voluntario, tuvo una actitud violenta y fue intervenido por resistencia a la autoridad. Este sujeto tiene veintinueve años y permanece bajo custodia en la Comisaría de Alfonso Ugarte por agredir a los efectivos”, dijo el segundo coronel Víctor Sanabria.

Esta declaración se suma a la versión de la prensa y de las manifestantes. Diario Altavoz también se se comunicó con dos de las mujeres que marcharon, quienes acusaron a los funcionarios policiales de reprimir y criminalizar la protesta.

Dessiré Nalvarte, una de las asistentes a la marcha, relató que la concentración inició en el Parque Washington, en donde un nutrido grupo de mujeres dialogaron sobre posibles acciones inmediatas tras el ataque a Eyvi Ágreda.

“De esa reunión salió la idea de una manifestación. Fue bastante espontánea, fue una experiencia gratificante reconocer el hecho de que todas queríamos manifestarnos. Desde allí llegamos a Palacio de Justicia y luego tomamos camino hacia la Plaza San Martín”, indicó a Altavoz.pe.

“La represión comenzó en Rufino Torrico con Colmena, donde la Policía comenzó a disparar (bombas lacrimógenas) muy cerca a nosotros”, afirma la joven activista, quien denuncia además que las bombas fueron disparadas no para dispersar, sino al centro mismo de la manifestación, “en las masas”.

“Eramos un pequeño grupo de mujeres y unos cuantos hombres, y estábamos arengando, a unas pocas cuadras de donde íbamos a terminar. No nos han avisado, no nos han dicho ‘váyanse’, solamente han disparado”, narra Nalvarte.  La versión de Nalvarte coincide con la de otra de las manifestantes, la activista de Paremos el Acoso Callejero Suiry Sobrino.

Sobrino aclara que las mujeres reunidas ayer se autoconvocaron “para hablar, para definir acciones”. “Esa era la idea principal, éramos primero 30 mujeres en el Parque Washington”. Allí se decidió marchar hasta el Poder Judicial.

“Nos organizamos, salimos, tomamos la Arequipa en bloques, tomadas de los brazos, para que no nos pasara nada. Ya en la avenida del Poder Judicial empezamos a notar la presencia del Poder Judicial. Quizás es porque soy muy optimista, pero pensé que nos estaban escoltando. Eso parecía al principio”, explica Sobrino.

“Hemos seguido hasta la Plaza San Martín y unas cuadras antes  de llegar, sin previo aviso, han empezado a reventar bombas (lacrimógenas) prácticamente en nuestros pies. Hemos corrido, tomado calles paralelas, y seguían reventando bombas a pesar de ya estar replegadas. Nos han perseguido cual si fuéramos delincuentes”, agrega.

“Algo anecdótico que ocurrió tras la represión fue que nos concentramos en el Centro Cívico para reorganizarnos y brindar apoyo a los detenidos. Allí, a una compañera ‘le meten la mano’. ¿Dónde está la Policía que nos ha perseguido como delincuentes, dónde esta para capturar a este sujeto que ha violentado a una compañera? ¿A quién está persiguiendo la PNP? Criminalizan nuestra protesta, pero no atrapa a quienes nos violentan sexualmente”, remata la joven.

Ambas mujeres resaltaron, además, que la marcha fue pacífica, sin actos de vandalismo.

 

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ