lunes 16 de abril, 2018

Melissa Peschiera: "Si a mí me pasa algo, va a ser responsabilidad absoluta del Poder Judicial"

Lectura de 2 minutos
surco-raqueteros-asaltan-a–jpg_604x0
Fuente: Melissa Peschiera.

“Si a mí me pasa algo, va a ser responsabilidad absoluta del Poder Judicial que liberó a este sujeto y del Ministerio Público que no trabajó para defender a una víctima”.

Así se ha pronunciado la periodista y presentadora de noticias Melissa Peschiera, quien ha denunciado un caso de acoso en su contra y contra su familia por parte del ciudadano Carlos Andrade Veteta.

El caso tomó visibilizada el fin de semana, después de que el hombre fuera atrapado por la Policía. En ese momento, Peschiera denunció que el acosador, que sufriría de alteraciones mentales y que merodea y toma fotos de su residencia de la periodista, no fue recibido por la fiscalía por ser día feriado.

Horas más tarde, la periodista reveló que gracias a la presión, el hombre había sido finalmente recibido. Sin embargo, al día siguiente -domingo, 15 de abril-, fue liberado por la fiscalía.

“El primer fiscal de la Dirincri me estaba haciendo una serie de preguntas y al final me dice ‘¿sabes qué? Lo más importante para el ser humano es su libertad’. Yo le dije ‘sí, alguien me entiende, señor fiscal, porque yo no tengo libertad’. ‘No -me dijo-. Un momentito. Yo no me refiero a usted, sino al victimario, a la persona que denuncia. No le podemos quitar la libertad a él'”, explicó Peschiera.

“Yo represento a esas mujeres que no son escuchadas, que no reciben justicia. Si yo no la he recibido, imagínate lo que pasa con esas mujeres que no tienen pantalla, que no tienen voz”, apuntó la mujer en el programa dominical “Cuarto Poder”.

Yo no estoy pidiendo que lo manden a un penal, la madre ya no le da sus pastillas para la esquizofrenia, es el juez que ve este caso decidir el internamiento de un hospital psiquiátrico y tenerlo controlado. Me siento desamparada por la Fiscalía, estoy abandonada por las autoridades, esto le pasa a muchas mujeres”, agregó.

EL DATO

Sobre el caso, la Clínica Jurídica en Discapacidad y Derechos Humanos de la PUCP indicó a través de un comunicado que “el internamiento involuntario es una forma de privación de libertad. Como tal, es una medida de última ratio, que únicamente puede provenir de un juez luego de un proceso judicial en el que se determine la inimputabilidad y que respete todas las garantías: probar, ser oído, contar con abogado, etc. En ese sentido, no debería suceder de un día para otro”.

“La discapacidad psicosocial no vuelve a una persona más propensa a cometer acoso. Las prácticas de acoso provienen de una sociedad y educación patriarcales que no enseñan adecuadamente el respeto al consentimiento de la mujer y no a condiciones de salud mental”, rematan.

Editor de Política
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ