sábado 14 de abril, 2018

El Sexto: "Los artistas cubanos creen que son libres cuando saben la realidad y quieren taparse los ojos"

Lectura de 3 minutos
Matheus Calderón
0001483481
Fuente: Danilo Maldonado. America TeVe.

Por Matheus Calderón

El Sexto -seudónimo de Danilo Maldonado Machado, graffitero, performer y disidente cubano- vino al Perú en medio de la Cumbre de las Américas con el fin de protestar contra los regimenes cubano y venezolano.

Maldonado, que ya ha estado dos veces en prisión a causa de sus obras protesta, soltó ayer por la noche cerdos en la Plaza San Martín de Lima, en los que había pintado los nombres de Raúl Castro y Nicolás Maduro.

Altavoz.pe tuvo una entrevista exclusiva con el disidente cubano.

MC:¿Cuál es el sentido de hacer activismo en el arte ahora mismo? 

eS: Creo que cada quien con sus herramientas. Si uno quiere de verdad hacer cosas un poco diferente a las cosas que suceden en donde uno está, y diferente en preocuparse por los demás, si cada quien lo hace, puede que la gente haga una cultura de eso.

MC: Más de una vez has incidido en el poder de la visualidad. Y el regimen cubano lo sabe: ellos son dueños de los periódicos y de los canales de televisión. Ese es el campo donde tú intervienes: reutilizando, o dándole vuelta a los propios símbolos del regimen cubano -lo que pasó con los puercos con los nombres de Fidel y Raúl Castro por los que fuiste a prisión…

eS: Para que uno cree una historia, para poder explicarle a alguien de lo que uno habla, tiene que poder ser capaz de comparar una letra con otra, para que se entienda. Muchas veces es difícil entender que es un dictador y que es una dictadura lo que se está viviendo en Cuba. Para que la gente lo entienda, tienes que compararlo con un cuento tan internacional, con un autor tan internacional como George Orwell, con “Rebelión en la Granja”.

Cuando yo veía la película de “Rebelión en la Granja”, cuando veía al personaje del hermano del cerdo Napoleón decir “mira, hermano, todos los animales somos iguales”… que era una cosa tan linda pero que se usaba para manipular… eso es exactamente la escena que pasa en Cuba. Raúl, con un discurso que ni siquiera es suyo, decía que todos somos iguales cuando se sabía que su hermano era un dictador y que estaba utilizando el mismo discurso… Eso, pasarlo a los cerdos, ponerle a uno Fidel y a otro Raúl, allí es cuando la gente entendía.

MC: Tú empezaste primero haciendo graffiti en las calles, antes de pasar a hacer un arte más performático, ¿cierto?

eS: Sí. Cuando yo estaba en un lugar, y a mí me preguntaban qué cosa yo era, yo respondía que era publicista. Y que me especializaba en propaganda. La gente que empieza de abajo, la gente que sabe del dolor de la calle, del dolor de los pobres, de la gente que tiene que moverse a pie, de los obreros, ¿sabes? yo sentía que no podía pagar una publicidad, pero quería que la gente supiera lo que yo quería decir.

Yo lo que tengo es un lápiz y un spray y quiero que la gente sepa y escuche lo que yo tengo que decir. Que sepa que existo.

MC:Y eso también tiene que ver con tu nombre artístico: El Sexto..

eS:Exactamente. Allí también utilicé la misma técnica que con los cerdos: utilizar algo que ya existía, pero a nivel de país, que era la campaña de los cinco espías, de los cinco héroes. Cuando me puse El Sexto la gente sabía que se trataba de una burla. Y lo empecé a poner por todos lados, para que la gente supiera que esa era mi herramienta.

Si yo quiero que me escuchen, yo tengo que hacer una labor de querer llegar a los demás, ¿sabes? Es un poco ególatra que tú quieras que vengan a ti. Yo estoy aquí, y si ellos te están poniendo esa visualidad, yo también tengo derecho a decirte que yo también existo, tanto como tú también tienes derecho a decir que existes. En esa medida es que uno puede tener el control de un mayor desarrollo de su vida. Es un ejercicio de publicidad, pero es un ejercicio de publicidad para mostrar cómo se puede encontrar un mundo diferente.

MC: Alguna vez tú hiciste una comparación entre el regimen de los Castro con el de asaltantes que secuestran un banco con gente dentro. Aunque los asaltantes de banco no estén apuntando, uno no sabe si moverse o no porque había sido educada de ese modo…

eS: La Cuba de los Castro ha manipulado todos los libros, ha manipulado toda la historia, todo.

MC: Una última pregunta sobre Cuba, sobre el circuito artístico. Para mucha gente que admira el arte, Cuba es un punto de referencia: la Bienal de la Habana, por ejemplo. Pero a la vez es un arte que muchas veces se beneficia de un regimen represor.  ¿Qué tipo de arte es aquel que termina por halagar al Estado?

eS: Es un arte amenazado, es un arte pagado, totalmente manipulado, creado en sus escuelas y con sus propias limitaciones. Como un árbol de sauce, ellos saben hasta dónde pueden crecer y en qué medida pueden correr sus ramas. Ellos creen que son libres cuando ellos saben la realidad y quieren taparse los ojos. Eso no pasa conmigo, eso no pasa con Gorki (Águila), eso no pasa con Tania Bruguera.

En esa medida, los artistas independientes -que ya no somos un ‘puchito’- estamos pensando en la Bienal 00, que se va a hacer dentro de poco en La Habana, para enseñarle a los otros artistas que es importante safarse, que es importante la libertad.

 

Escribe Matheus Calderón
Editor de Política
Siempre listo para la conversación del día.
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ