viernes 6 de abril, 2018

La Decana Licenciada - por Susel Paredes Piqué

Lectura de 2 minutos
San Marcos
Fuente: Correo

Estudiar en San Marcos es la mejor experiencia de vida que puede tener una estudiante peruana. Quien quiera conocer el Perú, nada mejor que estudiar en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. No es fácil ingresar, son miles y miles de postulantes de todo el país que compiten por una vacante. En eso la Decana de América siempre ha sido muy exigente. En los años 80, cuando ingresé, había pocas universidades por lo que ingresar era una proeza. Ahora, digamos que han aparecido universidades como hongos después de la lluvia y por eso es fundamental el licenciamiento de las universidades para garantizar la calidad de la enseñanza, y esto nos llena de alegría y orgullo.

La San Marcos de los 80 era el fiel reflejo de la realidad peruana. La crisis económica era muy grave y miles de estudiantes no comían si no iban al Comedor Universitario, llamado sarcásticamente “La Muerte” porque era vecina de la morgue, y podían llegar a la universidad gracias al carnet universitario. Nadie compraba libros de derecho, estudiábamos con fotocopias de libros y, claro, con los apuntes del compañero que tenía mejor letra. Los tiempos de descanso eran los más divertidos y emocionantes. Se conversaba de política, se debatía con pasión, y leías más para debatir que para pasar los propios cursos de derecho, por eso, al margen de la posición política, tenemos actualmente analistas políticos de San Marcos con un sello característico de convicción y apasionamiento. Las clases eran ‒y lo siguen siendo‒ muy dinámicas y eso por la característica del alumnado siempre cuestionador e insaciable, aquí un consejo: quien quiera enseñar en san Marcos tiene que estar muy bien preparado o puede ser demolido desde la primera clase. Una característica maravillosa de nuestra Alma Mater es la diversidad del alumnado: hombres y mujeres de todo el país y todas las condiciones sociales. Actualmente más aún porque los hermanos y hermanas de las comunidades nativas amazónicas ya están presentes brindando el componente fresco y sabio de la Amazonía peruana.

“466 años de trayectoria académica es el más claro ejemplo de cómo el proceso de licenciamiento consolida la mejora integral e institucional de la universidad peruana. Es muy gratificante para la SUNEDU licenciar a una de las universidades más emblemáticas del país”, señaló Martín Benavides, superintendente encargado de la SUNEDU. El licenciamiento va mucho más allá de la calidad de educación, en el caso de San Marcos es un paso de gigante en la democratización del país, y lo digo como testigo ya que las y los compañeros con quienes estudié son, gracias a San Marcos, actualmente excelentes profesionales del derecho que han pasado de la pobreza a una situación de vida digna e incluso muy acomodada gracias a la educación pública.

El licenciamiento de San Marcos es democratizar al país a través del mejor instrumento de movilización social: la educación pública.

Abogada. Activista por los DDHH. Especialista en fiscalización municipal y seguridad ciudadana. Visita https://susel.pe/ para más.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ