miércoles 14 de febrero, 2018

Seis personas nos contaron sus peores experiencias en San Valentín

Lectura de 2 minutos
Andrea Gómez
rs_560x415-140214160619-1024.sad-worst-valentines-day-021414
Fuente: Difusión

El 14 de febrero suele ser una fecha muy importante y romántica para unos pero desastrosa para otros. En algunos casos, nos ha tocado recibir regalos que no han sido de nuestro agrado y, en otras ocasiones, hemos sido nosotros mismos los que hemos dado un regalo que no llenó las expectativas de nuestro “Valentín”.

Conversamos con seis personas y estas fueron sus peores experiencias de San Valentin.

D, 24
“Alquilé una habitación en un hotel. Lo hice con varios días de anticipación. Recuerdo que hasta fui con una amiga (para ver qué tal era el hotel) y nos miraron mal porque éramos dos mujeres. Bueno, llegó el día y había quedado con mi enamorado en que él me iba a dar el alcance pero nunca llegó. Se enfermó, se quedó dormido y me avisó luego de unas horas que no iba a llegar. Fue horrible”.

B, 27
“Preparé todo. Había quedado con una flaca con la que estaba saliendo algo de tiempo. Cociné, le compré un regalo y flores, todo muy lindo. Jamás llegó y nunca más me volvió a contestar”.

G, 24
“En el 2015, luego de una reunión en mi casa, salimos a dejar a una amiga a Av. La Marina. Regresando nos asaltaron con pistola en un carro. Estaba con un amigo pero lo dejé atrás mientras me iba corriendo. El problema es que el carro me siguió, así que corrí de nuevo. Luego, nos encontramos en el parque (con mi amigo) y corrimos hasta un camión de basura al que le pedimos que nos acoja. Allí descubrí la labor de los señores camioneros y que el camión tiene más botones que un Transformer. Volví a mi casa y desde entonces no nos hemos vuelto a ver un 14 de febrero, fue casi una ruptura amorosa”.

D, 25
“Me gustaba una chica cuando estaba en secundaria. Fui a comprar chocolates y flores. Me gasté la mitad de mi mesada en eso. Le di el ramo de flores y los chocolates cuando ella estaba con sus amigas. Lo que hizo fue cagarse de risa y se fue. Luego un amigo me contó que había tirado el ramo de flores por un barranco y los chocolates se los comieron las amigas”.

L, 28
“Separé un hotel para pasar una noche romántica y me tomé una pastilla de viagra para dar la talla pero comencé a ver a azul. Al final regresamos a su casa y no se bajaba. Su mamá se dio cuenta también. Al final tuve que contarle [a la chica] que había tomado la pastilla porque me preguntó qué pasaba ahí abajo. Iba a ser la primera vez que íbamos a tener sexo y quedé mal”.

D, 24
“Fue con mi ex ex. Habíamos quedado en ir a comer y tirar luego. Fui a su casa a recogerla, entré y creo que su mamá se las había olido así que decidió que salgamos a comer todos y fuimos a La Punta. Creímos que solo iba a ser almuerzo, pero nos paseó e hicimos un montón de cosas más hasta casi las 9 de la noche. Al final ya no había hotel porque todo estaba lleno así que lo hicimos en el carro nomás”.

Escribe Andrea Gómez
Siempre listo para la conversación del día.
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ