lunes 12 de febrero, 2018

Padre de Jimena: "-¿Usted quiere ser congresista? -Si es necesario, tendré que ir"

Lectura de 2 minutos
Matheus Calderón
Captura de pantalla 2018-02-12 a la(s) 11.47.15
Fuente: Latina.

Jorge Vellaneda, padre de la pequeña de 11 años Jimena (asesinada el 1 de febrero pasado), no negó la posibilidad de una eventual candidatura política, aunque advirtió que por ahora está abocado a “reconstruir a su familia”.

Ello, durante un tenso intercambio de palabras con la comunicadora Magaly Medina, quien lo cuestionó por “sonar como un político”.

“No, Magaly. Mis actitudes van a hablar por sí solas. Yo quiero trabajar ahorita por la reconstrucción de mi familia. Si es necesario, tendré que ir, pero quiero que este proceso sea a la brevedad posible”, apuntó el hombre, quien ha desarrollado la plataforma Jimena Renace, la misma que ya ha convocado una marcha a favor de la pena de muerte para violadores y asesinos.

“Usted, me suena, discúlpeme, me suena como un político, no me suena a veces como un padre adolorido, me suena más como un político que quiere subirse a este caballito de este terrible crimen y dice ‘yo voy a luchar por los niños del Perú”, apuntó la comunicadora en Latina.

“Muchos han empezado a veces con buenas intenciones, pero cuando uno politiza un asunto tan tremendo, como es el asesinato y violación de una niña, a mí me causa algo de rechazo”, agregó Medina.

“Yo lo hago con corazón, lo hago por mi familia, quiero reconstruir mi familia, quiero reconstruir al Perú“, reafirmó el hombre.

“Tenemos que comunicar las intenciones (…) ¿Para qué guardarme mis buenas intenciones? Por lo menos genera discusión”, continuó el hombre.

La discusión en torno a la muerte de Jimena, de 11 años, ha generado una oleada de críticas hacia la forma en la que el gobierno y las instituciones judiciales y policiales enfrentan la problemática de la violencia de género.

El asesino confeso de Jimena registraba hasta dos denuncias previas por agresiones sexuales. La comisaría de Canto Rey, de donde la niña habría salido antes de ser secuestrada, negaron que la menor haya estado allí -información luego confirmada como falsa.

Los padres también señalaron que tras denunciar la desaparición de la menor, los agentes no actuaron, a pesar de que existe una ley que obliga la inmediatez de la búsqueda en caso de menores desaparecidos.

Menos de un día después de la desaparición, el cadáver de Jimena apareció en un descampado de San Juan de Lurigancho, a solo unas cuadras de la casa de su agresor. El cuerpo había sido puesto en un saco y luego incendiado.

En la marcha por la memoria de Jimena, la demanda mayoritaria fue la de la pena de muerte. Para implementarla, el Perú tendría que denunciar el Pacto de San José, el mismo que impide que la pena capital se aplique para nuevos delitos.

Al denunciar el Pacto de San José, Perú también rechazaría la autoridad de la Corte Internacional de Derechos Humanos, un pedido impulsado por diversos sectores políticos de derecha en los últimos meses.

Escribe Matheus Calderón
Editor de Política
Siempre listo para la conversación del día.
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ