sábado 10 de febrero, 2018

Emerson Fasabi habría sido envenenado, según informe del Congreso

Lectura de 2 minutos
000435099W
Fuente: Andina / Ollanta Humala, Nadine Heredia

Según el informe de la Comisión de Fiscalización del Congreso, obtenido por El Comercio, el caso Emerson Fasabi y la situación de Ollanta Humala se complican. El vigilante de la casa de la ex pareja presidencial no habría fallecido por causas naturales, sino que habría sido envenenado.

El informe, que se debatirá este lunes en la Comisión, fue presentado por el congresista Rolando Reátegui, de Fuerza Popular y presidente del grupo de trabajo, llega a la conclusión tras un peritaje, que Fasabi falleció tras la ingesta de una sustancia tóxica.

No se puede concluir si el suceso habría sido un homicidio; sin embargo, el informe sugiere que sí se trataría de un crimen. Ello porque el informe descarta la posibilidad de un suicidio porque Fasabi “era una persona sana, deportista, no bebedor, responsable, respetuoso y sobre todo que nunca manifestó o evidenció tener problemas de salud, así como tampoco exteriorizó tener algún problema que pueda inclinarlo a realizar un acto dañino contra sí mismo”.

¿Por qué se acusa a Ollanta Humala?

Ahora, se acusa al expresidente Ollanta Humala de haber cometido los delitos de encubrimiento, obstrucción a la justicia y falsedad genérica.

Esto porque el propietario del inmueble en que se encontró el cadáver de Fasabi, Carlos Corzo Alva, aseguró que el primero en ingresar al cuarto, fue Juan José Peñafiel Reyes, el chofer del expresidente. No obstante, el informe indica lo siguiente:

“el señor Juan Peñafiel le pidió que mintiera en su declaración ante la Policía Nacional y no diera los verdaderos detalles, indicándole que por petición expresa del entonces Presidente de la República, dijera a las autoridades que habría sido él quien se percató del cadáver, hecho irregular al que accedió Carlos Corzo por temor a quien en ese momento tenía el poder político (el ex presidente Ollanta Humala Tasso)”.

Por lo tanto, el informe considera que Ollanta Humala habría sido quien ordenó a Peñafiel a realizar dicho acto,

“propiciando la alteración de la escena del crimen y la pérdida de evidencia criminalística […] si bien no actuó directamente en estos hechos si habría instrumentalizado a Juan José Peñafiel Reyes para que actúe en su representación”.

La sospecha es que la muerte de Emerson Fasabi estaría relacionada a la desaparición de documentos de la casa de la ex pareja presidencial, en la que las agendas de Nadine Heredia llegaron a manos de la prensa. Los resultados de la necropsia realizada originalmente, en la que no se determinó que hubo envenenamiento, fueron puestos en tela de juicio desde el 2015. En aquel entonces, el congresista Yonhy Lescano dijo lo siguiente:

“Hay muchas dudas, los mismos estudios señalan que con una pancreatitis una persona no se puede morir. Y en todo caso, presenta síntomas y pudo correr al hospital. Sin embargo, lo encontraron tirado en el piso como si le hubiese dado un infarto. Es necesario traer a los médicos que hicieron la necropsia”

“Yo no quiero pensar que lo han eliminado para que no hable de ciertas cosas o para interrogarlo por la pérdida de las agendas”, aseveró.

La muerte

Según un informe de la revista Velaverde, Emerson Fasabi Moscovich fue hallado muerto el 22 de julio del 2015 en un cuarto alquilado en la calle Castrat, en Surco. Su cadáver estuvo 15 días en la morgue hasta ser llevado a Ucayali, donde nació.

En ese momento, José Luis Lavalle Santa Cruz, el jefe de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) dijo, “todo indica que la muerte se debe a procesos internos que están en investigación. Sin embargo, se han extraído muestras de tejidos para conocer el agente causante de la muerte”.

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ