miércoles 7 de febrero, 2018

¿Qué pasa si declaran a Nicolás Maduro "persona non grata" en Perú?

Lectura de 2 minutos
Nicolás Maduro
Fuente: Difusión

Hoy se confirmó la asistencia de Nicolás Maduro en Lima. Jorge Arreaza, canciller venezolano, informó mediante un tweet que el mandatario a la cabeza del régimen venezolano vendrá durante el mes de abril para participar de la Cumbre de las Américas.

“El presidente asistirá puntualmente para defender la soberanía de nuestra América Latina y Caribeña, y para reunirse con el combativo pueblo del Perú”, escribió el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela en su cuenta en Twiter.

Tras el anuncio, cuatro bancadas del Congreso presentaron una moción para pedirle al gobierno y al Grupo de Lima declarar a Maduro “persona no grata”. Dicha moción fue firmada por Fuerza Popular, Peruanos por el Kambio, el Partido Aprista y Acción Popular.

“Al señor Nicolás Maduro le gusta desafiar a las democracias y se propone venir a la Cumbre de las Américas. Lo que el señor Nicolás Maduro tiene que saber es que en el Perú las fuerzas políticas le decimos que no es bienvenido”, dijo Gilbert Violeta, congresista del oficialismo.

En caso de que la moción se quede solo en el Congreso de la República, la declaratoria solo servirá como una muestra de rechazo institucional contra Maduro. Pese a las intenciones de los parlamentarios, la declaratoria carece de real efecto jurídico y político.

Sin embargo, si por alguna razón el Ejecutivo decidiera también declarar persona non grata a Nicolás Maduro, la situación se podría complicar. En primer lugar, porque el mandatario fue invitado por el gobierno del Perú. Es decir, el mismo Pedro Pablo Kuczynski convocó no solo a Venezuela, sino también a Cuba y a Honduras para participar de la Cumbre.

Oscar Vidarte, magíster en Relaciones Internacionales por la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia y egresado de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, considera que declarar a Maduro persona “non grata” sería incoherente y contraproducente.

Esto, pues al vetar a Venezuela, implicaría también la ausencia de los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA). “Esto podría generar que muchos países decidan no venir, la cumbre se vería perjudicada”, detalló.

Para el internacionalista a pesar de que la invitación fue enviada en noviembre del año pasado, la situación del país caribeño sigue siendo crítica y no hay nuevas o mayores consideraciones que agregar.

El experto concluyó que a los países democráticos les conviene que participe de la Cumbre el máximo número naciones y así  “se digan las cosas en su cara” dentro de un espacio de debate y crítica. “Para eso sirve, para señalarnos”, aseveró Vidarte.

También lee: Venezolanos en Lima preparan marcha contra Nicolás Maduro 

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ