jueves 1 de febrero, 2018

PARO AGRARIO: ¿A qué se debe la protesta de los productores de papa?

Lectura de 4 minutos
Paro agrario
Fuente: Johnny Huimac Vilchez

Este jueves comenzó con una noticia lamentable: dos personas han fallecido y 30 -entre manifestantes y policías- han resultado heridas debido a los enfrentamientos producidos por el paro agrario convocado por los productores de papa de Junín, Huancavelica, Ayacucho, Cerro de Pasco y Huánuco.

En Huancavelica, los manifestantes intentaron tomar las instalaciones de la hidroeléctrica de Tablachaca, pero debido a que la Policía se lo impidió, avanzaron hacia el campamento de la hidroeléctrica y quemaron algunas casas. En Pasco, se rompieron ventanas de la sede del Gobierno Regional y hubo saqueos a comercios.

El origen del paro

La razón del descontento de los productores de papa peruanos se debe a la caída del precio de este tubérculo. El 9 de enero de este año, productores de papa de 12 regiones del país iniciaron un primer paro agrario -antecesor del actual- de 72 horas alegando que si antes solían vender a S/0.80 el kilo de papa, hoy el precio había caído a S/0.20.

Según los productores, la razón de la caída del precio del kilo de papa sería la importación de papa precocida que es preferida por algunas pollerías sobre la papa nacional. Por ello, se necesitaría que el gobierno “intervenga” en la comercialización de la papa.

“Nuestra comercialización es al mercado nacional y la importación de papa esta haciendo que afecte la industria nacional. La papa importada entra a 70 céntimos y la traen precocida en grandes cantidades que viene de Holanda, las grandes pollerías dejan de comprar la producción nacional y adquieren la de otros países. El 14% del total de producción llega a ser consumida”, refirió Jesús Aliaga Peña, presidente de la Junta de Usuarios de la Cuenca Cunas de Junín.

¿Importación o sobreproducción?

A pesar de lo dicho por los productores de papa, diversos especialistas han señalado que el problema no es la importación de papa precocida. Esto porque el volumen de papa importada representa menos del 1% del total de la producción nacional y porque el volumen de papa importada se redujo el 2017 en relación al 2016.

Según explicó el presidente del Centro Peruano de Estudios Sociales, Fernando Eguren, la reducción del precio de la papa se debería a una “sobreproducción” antes que a la importación de papa.

“La papa importada representa el 0.7% de la producción nacional. Es decir, una proporción muy pequeña con relación al volumen de la producción nacional. Por lo tanto, no afecta mayormente la oferta total de papa”, destacó.

“Como suele ocurrir, los precios bajos pueden ser el resultado de una sobreproducción, cosa que ocurre cíclicamente. (…) Un año de buenos precios de papa anima a más agricultores a producirla, o a ampliar las áreas destinadas a este cultivo. El resultado suele ser una sobreproducción y una consiguiente reducción de los precios. Al siguiente año, menos agricultores se animan a producir papa, o reducen el área dedicada a esta”, añadió Eguren.

La intervención del gobierno

Con el fin de que los manifestantes levanten el paro agrario, el ministro de Agricultura y Riego, José Arista, sostuvo reuniones con los principales dirigentes del paro para llegar a un acuerdo.

El gobierno, después de las negociaciones, publicó un Decreto de Urgencia con el que facultó a los gobiernos regionales de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín y Huánuco a comprar papa blanca hasta por un millón S/500 mil.

“Autorícese, excepcionalmente y durante la vigencia del presente Decreto de Urgencia, a los Gobiernos Regionales de los departamentos de Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Huánuco y Junín, a contratar con los productores y organizaciones conforme a lo establecido en el Código Civil, la adquisición de papa blanca a fin de contribuir en la atención de programas sociales y/o asistenciales conducidos a través de entidades públicas y/o privadas sin fines de lucro”, se lee en el decreto. 

A través de su cuenta de Twitter, el presidente Pedro Pablo Kuczynski celebró el acuerdo logrado por el gobierno y los productores de papa y que temporalmente levantó el paro agrario.

El segundo paro agrario

A pesar de la publicación del Decreto de Urgencia y el acuerdo logrado, los productores de papa volvieron a convocar a un nuevo paro agrario para finales de enero e inicios de febrero. En conversación con RPP, Edwin Miranda, responsable de prensa del Comité de Lucha Agraria de Huánuco, explicó que los manifestantes reclaman la declaratoria de emergencia del agro por la caída del precio de la papa, un aumento del presupuesto para el sector para que llegue al 10% del presupuesto nacional, la compra a “precio justo” de las cosechas por parte de los gobiernos regionales y la reparación a los paperos que perdieron sus cosechas.

Óscar Delgado, presidente del Comité Regional de Lucha Agraria Huánuco y vicepresidente de la Comisión Nacional de Productores de Papa, ya había señalado el 25 de enero al diario de Huánuco Página 3 que se iba a convocar a un nuevo paro agrario debido, entre otras cosas, a que los gobiernos regionales no estaban pagando por el kilo de papa lo que ellos desean.

“El Gobierno Regional de Huánuco está comprando a S/0.55 céntimos y en Andahuaylas están pagando S/0.80. Nosotros hemos planteado que compre a un sol el kilo. Eso debería ser el costo real para que los agricultores recuperen su inversión”, indicó.

¿Nueva solución del gobierno?

Ayer, la presidenta del Consejo de Ministros, Mercedes Aráoz, se pronunció sobre el paro agrario. Según dijo, distintos actores de la PCM y del Ministerio de Agricultura y Riego se han movilizado para dialogar con los productores de papa.

Aráoz, además, señaló que desde ayer los gobiernos regionales deberían estar comprado el kilo de papa a S/1 tal y como demandan los manifestantes.

“Se ha atendido el tema de las compras, en el campo, otorgándoles una norma para facilitarles a los gobernadores la compra y hoy [ayer] ya están comprando, en vez del precio de S/0.20 que estaba en chacra, hoy están comprando a S/1.00”, aseguró.

Los agricultores, sin embargo, no han levantado la huelga pese al anuncio de la premier. Al contrario, Edwin Miranda, aseveró que los productores ya no creen en el diálogo con el gobierno y que están tomando “los últimos acuerdos” para movilizar la protesta a Lima.

“Huánuco no confía ya en el gobierno ni en una mesa de diálogo en Lima con un puñado de personas. Huánuco quiere que la marcha campesina esté presente en Lima. Es por eso que en estos momentos estamos tomando los últimos acuerdos para viajar a Lima las bases campesinas huanuqueñas, también parte de Huasahuasi en Junín, parte de Huancavelica y otras regiones que también están de acuerdo con que la protesta debe ser en Lima”,  puntualizó.

Siempre listo para la conversación del día.
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ