sábado 15 de agosto, 2015

La barba: el "engañamuchachas" de moda

Lectura de 3 minutos
Leche de tigre, elixir veraniego<br/>

Repentinamente todos tienen barba tras décadas de considerar aquél look como el de alguien desaliñado y sucio. A donde vayamos hay barbones; nuestros antiguos amigos, antes muy bien acicalados, que no tenían ni un pelo en la cara y otorgaban ese look a “rockeritos” o bohemios (“vagos”) ahora tienen barba. Los mismos rockeros y vagos que no tenían barba por balancear su onda con la higuiene, ahora tienen barba. 

Días atrás publicamos una nota sobre cómo es utilizado el maquillaje por muchas mujeres, y también hombres, para contornear la cara casi transformándola y resaltando facciones con sólo maquillarse. También cuelgan fotos a las redes o salen embadurnadas engañando a muchos agnósticos al poder del “make-up”. Pues bien, pasa más o menos lo mismo con la barba: en muchos casos tras una afeitada cae el amor, por duro que suene. 

Las barbas se pusieron de moda en el mundo y pasó lo mismo en Lima con la entrada “hipster” a nuestra ciudad. Hay muchos que usan la barba chica, que ya genera cambios visuales en el rostro del hombre, pero muchos otros, los suertudos (hoy en día) peludos, la usan bastante pomposa y larga la cual permite contornear aun mejor la cara.

No se puede dejar de lado que la barba puede hacer ver más masculino a un hombre pero no a todos les queda bien. Sin embargo sirven para disimular imperfecciones y afinar la forma. Existen páginas de páginas web con tipos de barba y de acuerdo al tipo y forma de rostro se muestra la que más favorezca. La barba puede disimular la papada y el acné o un tipo de piel muy porosa, o simplemente tapar la cara cuando crece desde la altura del bigote hacia abajo. 

Según un estudio de la Universidad de Australia Occidental, algunos investigadores le atribuyeron el que los hombres se dejen crecer la barba comparándolos con los primates quienes utilizan como un signo de dominancia, identidad y rango dentro de sus grupos cierta característica especial como la nariz, y en el caso de los hombres sería la barba. Según la revista científica Evolition anda Human Behaviour, la barba también puede ser un signo de salud y de gran potencial para ser un buen padre y tener capacidad potencial de crianza. 

Por otro lado, investigadores aseguran que el vello facial está lleno de bacterias que pueden propagar gérmenes y desencadenar infecciones a sí mismos y a las personas con quienes tienen contacto físico en dicha área. “Las cutículas del cabello, que son como las capas de tejas en un techo, atrapan los gérmenes y la grasa. Si además la persona se frota la cara con las manos sucias transfiere toda esa suciedad a su cara y boca”, explica Carol Walker, miembro del Trichology Centre of Birmingham en Inglaterra.

Según La-nacion, esta moda ya estaría llegando a su fin en Argentina, ya que el boom de la barba llegó a su tope al popularizarse en exceso y ahora los hombres ya comienzan a quitarse la barba y ver de cual otra moda colgarse. El look prolijo regresa y ya hay varias celebridades que empiezan a retirarse de esta moda. Claramente hay hombres que siempre han usado la barba y porque se ponga de moda y luego se vaya no van a dejar de usarla pero esa masificación estaría ya en decadencia. 

Argentina es de los países más avanzados en tendencias y moda así que si el fin recién empieza por allá pasará un tiempo para que esta moda “hipster” y de barbas pronunciadas se vaya esfumando por nuestra Lima gris.

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ