miércoles 15 de abril, 2015

¿La Unión Civil en Chile es igual a la del Perú?

Lectura de 2 minutos
Marcha por la Unión Civil en Lima
Fuente: Andina

Luego de que el lunes se promulgara en Chile la ley de Unión Civil, quienes promueven la ley bajo el mismo nombre en el Perú lo utilizaron como ejemplo a seguir. Incluso, Carlos Bruce, principal promotor del proyecto de ley de Unión Civil en nuestro país, felicitó lo ocurrido. Sin embargo, ¿es la Unión Civil en Chile igual a la que se propone en nuestro país?

Si bien comparte varias similitudes, hay diferencias fundamentales que hacen que la ley chilena sea distinta a la que propone Bruce. En primer lugar, uno de los bastiones del congresista de Carlos Bruce es que esta ley es exclusiva para los homosexuales y se trata de un reconocimiento social a las parejas gay para establecer una familia. 

Sin embargo, la Unión Civil en Chile no es exclusiva para homosexuales, sino que es aplicable tanto a parejas del mismo sexo como a parejas de sexo distinto. Esta diferencia acerca quizás un poco más a la ley chilena con la Unión Solidaria propuesta por el fujimorismo, donde se permite la unión entre quien quiera sin importar el sexo. 

“Para los conservadores es imposible que la pareja homosexual sea reconocida como familia, así no les afecte en nada. La Unión Solidaria no reconoce derechos porque, en la práctica, está hecha para dos personas que quieran manejar sus bienes en conjunto. Pueden ser dos socios, dos hermanos, una abuela con su nieta. No está hecha para parejas del mismo sexo como sí está hecha la Unión Civil”, afirmó Bruce el mes pasado.

Pese a que Bruce se opuso y se opone al concepto de una unión entre cualquiera, pues considera que esto no es reconocer derechos, este es el concepto central de la Unión Civil en Chile, la unión entre personas del mismo o distinto sexo. “Chile acaba de darnos un gran ejemplo al haber promulgado esta semana la ley que reconoce los derechos de la unión civil para parejas gay”, afirma Bruce en su columna para este diario.

Adicionalmente, una diferencia central es la posibilidad de disolver el vínculo de forma unilateral, mientras que en el proyecto de Bruce esto se hacía de mutuo acuerdo. Esto es esencial porque facilita la forma en que se puede romper el vínculo generado por la Unión Civil y se aleja más de la idea de una familia tal como se entiende dentro del matrimonio y dentro del proyecto presentado en el Perú.

Por otro lado, en patrimonialmente las leyes son bastante similares. En primer lugar, el estado civil en ambos cambia. Adicionalmente, los derechos hereditarios son iguales y se da la posibilidad de establecer una comunidad de bienes. Igualmente, el conviviente civil (como se llama en chile) y el compañero civil (como se llama en el Perú) son beneficiarios de la pensión de sobrevivencia y tienen derechos similares sobre salud.

Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ