miércoles 22 de febrero, 2012

Riva Agüero #ConlaIgualdadNoteMetas! - por Paula Siverino Bavio

Lectura de 3 minutos
20890
Fuente: Facebook

Hace unos días, por primera vez en la historia universitaria del país, Mili, una persona trans, fue elegida en un puesto de representatividad, como Coordinadora de Género de la FEPUCP1. Este hecho generó adhesiones por un lado y una catarata de insultos homo y transfóbicos por otro. En respuesta, varios docentes de la PUCP firmamos una carta de apoyo a Mili, algunos en físico, otros por redes sociales, reafirmando nuestro compromiso con la igualdad y los derechos de las personas trans. 

Mientras tanto, en Ciudad Gótica, la Asociación Universitaria Riva Agüero se apresuró a emitir su propio comunicado, dando razones de por qué la homo y transfobia estaban plenamente justificadas2. Sostienen que la PUCP es un centro de adoctrinamiento, que lesiona las libertades académicas.

Vos leés estas cosas y pensás qué hacer. Mirás tu celular y chequeas por las dudas que no corra el año de 1600, limpiás los cristales de tus anteojos y le das un par de leídas extras. Sí, concluís, efectivamente estos muchachos quisieron sostener esto. Veamos algunas de las cosas que han dicho.

“Es una radical corriente pseudo académica…”

Si por “radical” entendemos que el principio de que TODOS somos iguales en dignidad y derechos no es negociable, pues sí, es radical, no se tiene un poquito de dignidad, un poquito de derechos, un poquito de ciudadanía. Pero no es “pseudo académica”, ya que los Estudios de Género tienen ya medio siglo de reconocimiento académico y el Enfoque de Género es asumido como marco de trabajo obligatorio por Naciones Unidas hace décadas. 

“en abierta contradicción con la identidad católica”

Es interesante, hubiera jurado que se trataba de la religión donde “Ama a tu prójimo como a ti mismo” es la máxima universal.

“niega cualquier fundamento natural o biológico en la persona humana”

Me causa curiosidad que periódicos leen. No se niega el fundamento biológico del ser humano, se lo coloca en una dimensión apropiada para seres que pertenecen a una especie no determinada por su biología, sino que poseen conciencia de sí y producen cultura y por ende, el dato biológico es interpretado, cruzado y leído en clave cultural y el sexo y todo lo asociado a él está mucho más cerca de la cultura que de la biología en los humanos (no existe el celo, pueden tener sexo sin reproducirse, etcétera). 

“solo existe una posición ideologizada y radical que merma la libertad académica”

Una “ideología” es un conjunto normativo de emociones, creencias, ideas y creencias colectivas. Suena muy similar a la definición religión, por cierto. La merma a la libertad académica jamás puede producirse por el reconocimiento de derechos, salvo que reclame el “derecho” de exterminar al que no me gusta. Sucedió en la historia, no es nada lindo ni nada nuevo. 

 “la existencia de alguna mayoría […] que apoye los postulados radicales del “enfoque de género” no puede traducirse en la imposición a toda la comunidad estudiantil”

Un clásico. Estimados basta de paranoia, no existe imposición. Salvo que sostengan que la sola existencia de una persona trans, una mujer, una persona “de color”, un “comunista”, un gay, sea una imposición. ¿No querrán eliminar a estas personas, verdad? Sería algo así como un delito…  

“el enfoque de género” es incompatible con los principios que sostienen el sistema democrático de gobierno…”

El Estado Constitucional y Democrático de Derecho reconoce como uno de sus pilares, el respeto y la igualdad en la diversidad; ello conlleva la prohibición de discriminación por motivos de sexo, orientación e identidad sexual. 

Finalmente piden un debate alturado y ofrecen “especialistas” para realizar debates “científicos” ¿Convocan a antropólogos, sociólogos, filósofos? No, postulan a médicos, abogados y psicólogos, dispuestos a decir, por supuesto, lo enfermos, patológicos, desviados e inmorales que son estos sujetos LGBTI y todos lo que los defienden.

Francamente, si no diera un tantito de asco, sería hasta educativo leer y escuchar estas cosas. Es como ir en una cápsula del tiempo a esos momentos de la historia donde el miedo acumulado por siglos en el inconsciente colectivo se materializa en un odio voraz. Nos enseña de nuestra sombra y nos dan la posibilidad de sanar como individuos y como sociedad.

En la Ciudad de la Furia, el Amor es la respuesta. Más amor, mejor amor, constante amor. Lo que los aterra y enloquece es que el amor siempre prevalece. Y ellos lo saben.

______________________________________________

1Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

2El comunicado completo aquí: http://agrupacionrivaguero.blogspot.com.ar/2017/01/pronunciamiento-la-comunidad_24.html

Doctora en Derecho, fan de la Bioética, un poco argentina, un poco peruana y otro poco a definir.
Siempre listo para la conversación del día.
Ad
Copyright © 2018 - GRUPO ALTAVOZ