(EDITORIAL): Lo que necesita el gabinete
Opinión
FUENTE: Andina

2018-01-10 07:00:00

Altavoz 

Si el nuevo gabinete va a buscar con la torpeza política de sus antecesores la supuesta "reconciliación", está de más decir que está condenado al fracaso.


Durante el último año y medio, muchos hemos criticado al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y a su gabinete de ministros por su incapacidad política para sacar adelante al país. El primer gabinete de ministros, presidido por Fernando Zavala, se suponía que era un gabinete " de lujo", pero terminó decepcionando a propios y extraños. Ante su evidente inexperiencia política, su carencia de habilidades comunicativas y su falta de capacidad para defender la visión del país con la que ganaron las elecciones, la mayoría parlamentaria de Fuerza Popular logró que el Congreso niegue la confianza del gabinete completo, obligando a PPK a buscar una nueva presidenta del Consejo de Ministros.

Al segundo gabinete ministerial la suerte también le fue adversa. En realidad, la propia conformación del gabinete Aráoz fue complicada: al gobierno se le hacía cada vez más difícil encontrar personas que deseen liderar los ministerios. Las primeras opciones en la lista de posibles sucesores de Marilú Martens rechazaron la oferta y PPK terminó tomando la juramentación de un ministro que había sido crítico con la reforma educativa que su gobierno prometía defender. En cuanto a la capacidad política, la nulidad del gobierno al respecto siguió siendo notoria, sobre todo el mes pasado durante el proceso de vacancia. Mientras la continuidad de Pedro Pablo Kuczynski pendía de un hilo, apenas algunos ministros como Salvador del Solar salían a defenderlo en público. Los demás, en cambio, seguían trabajando como si nada ocurriera.

Ahora que con la juramentación de los nuevos ministros se nos quiere imponer la "reconciliación nacional", deberíamos esperar ministros con un papel político más importante. Después de todo, para que haya "reconciliación" -o al menos para intentarlo-, el gobierno debe justificar la decisión de indultar a Alberto Fujimori ante quienes somos escépticos de que haya habido razones humanitarias. El gabinete debería ser más atinado políticamente, además, porque ahora PPK no solo está enfrentado con la mayoría keikista, sino con el "antifujimorismo". Conseguir el apoyo de los 10 congresistas "avengers" no es garantía de ninguna gobernabilidad.

Sin embargo, lo cierto es que tenemos razones para dudar de que este nuevo gabinete mejore sustancialmente el ambiente político. Para muestra un botón: el primer día de su existencia, el gabinete de la "reconciliación" logró que uno de los más representativos congresistas del APRA, como lo es Mauricio Mulder, asegure que Mercedes Aráoz le ha declarado la "guerra" al partido de Haya. Al conocerse que PPK designó a Javier Barreda como ministro de Agricultura, el APRA lo expulsó del partido. Si el nuevo gabinete va a buscar con tanta torpeza política la supuesta "reconciliación", está de más decir que está condenado al fracaso.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS