Por la independencia de poderes, por Carlos Bruce

2017-12-06 12:06:39

Carlos
Bruce
 

"En situaciones como la actual es mejor dejar que prevalezca la transparencia y que cada poder del Estado y las demás instituciones autónomas cumplan su trabajo sin interferencias ni fricciones confrontacionales".


En la coyuntura actual por la que atraviesa el país se requiere más que nunca la reflexión y serenidad de los actores políticos para evitar que las consecuencias legales del caso de mega corrupción Lavajato afecte la institucionalidad en general, lo cual repercutiría dañinamente en la recuperación económica.

Estando ahora abocados enteramente a impulsar los motores del crecimiento dentro de una coyuntura económica favorable para el país, no podemos dejar que las fricciones políticas atenten contra la estabilidad política del país, y menos aún contra los elementos claves de nuestro sistema democrático, como son, la independencia de poderes, la autonomía de los órganos constitucionales y la libertad de prensa.

El ruido político que se generaría con un eventual agravamiento de la crispación política sería muy perjudicial para el país en un momento en que más bien se necesita del concurso de todos para seguir avanzando.

En situaciones como la actual es mejor dejar que prevalezca la transparencia y que cada poder del Estado y las demás instituciones autónomas cumplan su trabajo sin interferencias ni fricciones confrontacionales.

Ahora es cuando debemos ser más celosos en respetar la independencia de poderes así como la labor de los fiscales y demás órganos autónomos por la enorme responsabilidad que los abruma. No hacerlo así, generaría incertidumbre jurídica en los agentes económicos y en la sociedad en general.

Velar por la institucionalidad implica también evitar el ruido político que puede llegar a atentar contra la gobernabilidad, afectando negativamente las expectativas de los agentes económicos, con negativas repercusiones en la recuperación.

Además de la lucha contra la corrupción que nos abruma tenemos la agenda recargada de reconstrucción, la recuperación del crecimiento y la inseguridad, además del fortalecimiento de la institucionalidad. Ante ello, esperamos que cada poder del Estado cumpla su rol buscando la coordinación efectiva y favorable entre poderes antes que ningún dañino enfrentamiento.

El país necesita de la responsabilidad de todas las fuerzas políticas y de las autoridades para hacer que el Estado cumpla con sus funciones sin interferencias ni cortapisas. Ahora es cuando el Estado de Derecho tiene que prevalecer en toda su magnitud y trascendencia.

 

 


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS