(EDITORIAL): #ÉticaComisiónDeDesatinados
Opinión
FUENTE: Andina

2017-11-15 07:00:00

Altavoz 

Puede que Indira Huilca y Marisa Glave no comulguen con las ideas usualmente defendidas en este diario, pero la investigación abierta en su contra por tuitear “#PerúPaísDeVioladores” es francamente inaceptable.


El Congreso está lleno de especialistas en cazas de brujas. El país tiene un sin número de problemas que urgen resolver, pero la bankada insiste en enfocarse en los más irrelevantes y en abrir investigaciones por cuestiones que no lo merecen. A pesar de que tenemos tantos congresistas cuestionados -incluyendo a algunos que han sido blindados-, la última gran preocupación de la siempre atinada Comisión de Ética del Congreso no es otra que un hashtag utilizado por un par de legisladoras del Nuevo Perú.

Indira Huilca y Marisa Glave puede que no comulguen con las ideas usualmente defendidas en este diario, pero la investigación abierta en su contra por tuitear “#PerúPaísDeVioladores” es francamente inaceptable. Por más cuestionamientos que se puedan hacer a este hashtag como herramienta política, no existe nada “antiético” en utilizarlo. Los parlamentarios de Fuerza Popular deberían estar enfocados en sancionar a sus miembros que han mentido en sus hojas de vida en vez de hacernos perder el tiempo con este espectáculo tan absurdo.

A decir verdad, si es que creen que decir “#PerúPaísDeVioladores” implica asegurar que todos los hombres peruanos son violadores es que no han entendido nada. Puede que tal vez sea una exageración que amplifica una realidad que no es tal, pero no es papel de la Comisión de Ética evaluar si los congresistas tienen una perspectiva acorde a lo que realmente ocurre en el país o si tienen juicios desproporcionados. Y es que, si la Comisión de Ética investigara y sancionara a todo aquel congresista que hace una afirmación que no tiene nada que ver con la realidad, mejor que de una buena vez castiguen a cada uno de los 130 parlamentarios.

Aunque es entendible que a muchos no les guste el uso del hashtag que han hecho Indira Huilca y Marisa Glave, la verdad es que deben de comprender que la Comisión de Ética no es para dirimir este tipo de cuestiones. Si los fujimoristas no están de acuerdo con una opinión, pueden escribir un artículo, hacer declaraciones a la prensa o usar sus redes sociales. De otra manera, tendremos que abrir una investigación contra cada legislador fujimorista que defienda al gobierno de los 90 bajo la excusa de que es una ofensa contra sus víctimas. ¿Realmente eso es lo que quieren?


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS