¿Cómo fue tu primer orgasmo? 10 personas se animan a contar sus experiencias
Misceláneas
Orgasmo
FUENTE: Artmajeur

2017-10-19 15:42:00

Adriana
Chávez
 

Algunos pensaron en sus abuelas y algunas lo experimentaron hasta 10 años después de iniciar su vida sexual.


Desde hombres que piensan en su abuelita para no eyacular hasta mujeres que lograron tener un orgasmo luego de 10 años de iniciar su vida sexual, esta nota recoge los testimonios de 10 personas que nos cuentan cómo fueron sus primeros orgasmos.

Para muchos, el llegar al orgasmo es el significado de máximo placer y, para otros, no es necesario que se llegue a él en cada acto sexual. Cuando realizamos esta pregunta a las personas, varias no recordaban este importante momento en sus vidas; quienes lo recuerdan con claridad, son valientes de contar su experiencia. 

*

“Mi primer orgasmo lo tuve 10 años después de haber iniciado mi vida sexual activa. Ya me había dado por vencida pensando que nunca iba a poder venirme, no era que no sintiera excitación o no disfrutara de tener sexo, pero vivía el placer a través de darle placer a mi pareja sexual. Un par de veces pensé que había tenido un orgasmo, pero no estaba segura, solo había sentido mucho placer. Alguien me dijo: “si no estás segura, es que no lo has tenido”. A los 25 ańos me mudé sola a otro país donde no conocía a nadie, y descubrí los placeres de la soledad, entre ellos la masturbación. Me compré un vibrador y un día decidí que no me iría a dormir sin haber cumplido mi meta de ese día: tener mi primer orgasmo. A partir de ese día empecé a masturbarme a diario y a consumir pornografía regularmente. Mi número de parejas sexuales disminuyó notablemente (hasta estuve seis meses sin tener sexo): me bastaba mi vibrador y mi dedo. Desde entonces soy mucho más exigente con mis caches, me tiene que realmente atraer y satisfacer alguien para irme a la cama con él. Entre cachar por cachar y masturbarme, prefiero masturbarme mil veces. No soporto a los chicos que te la meten hasta venirse y no hacen nada por ti, me parece una maldad”
*
C, 26

”Bueno, la primera vez que tuve un orgasmo, todavía yo era virgen. Tenía 15 años y estaba leyendo un libro. El libro trataba sobre una niña que mientras se bañaba en la tina, le caía agua sobre su vagina. Así que, naturalmente, la próxima vez que tomé una ducha, me dije a mí misma “¿Por qué no intentarlo?”. Al inicio solo sentí como un buen masaje pero luego comencé a sentir algo más profundo, como si sintiera una sensación en mi interior. Paré al principio porque me puse nerviosa pero quería que la sensación continuara y pensé que tal vez eso era un orgasmo. Así que volví a sumergirme en el agua. La sensación se volvió más y más intensa y todos los músculos en todo mi cuerpo se tensaron, hasta que se acumularon tanto que se liberaron en este maravilloso sentimiento. Pensé que debía ser eso, un orgasmo. Desde entonces, mis duchas fueron muy divertidas. Todavia, ningún hombre me ha hecho el amor como lo hizo mi grifo de agua”.
*T, 21 (f)

”Algo muy raro siempre me pasa cuando toco el tema de orgasmos, porque siento que hay algo malo en mí, ya que solo me he venido un par de veces y solo por sexo oral. Siempre escucho lo que me cuentan mis amigas: que tiemblas y sientes que los ojos se te ponen en blanco...pero yo no siento tan intenso esto, probablemente sea por algo psicológico que no me permite disfrutar de este placer al 100%. Por otro lado, recién estoy aprendiendo a tocarme y jugar con mi consolador y sí puedo admitir que lo estoy disfrutando”.
*A, 22 (m)

Mi primer orgasmo lo debo haber tenido alrededor de los 5 años cuando descubrí que si me echaba boca abajo y me aplastaba las partes divertidas sentía "cosquillas" jaja. Además, si insistía con las cosquillas terminaban en una agradable explosión. Para mí era tan normal que lo hacía delante de cualquiera: mis padres, mi nana, mis primos y amigos jajaja claro q mis papás se incomodaban pero no sabían qué hacer”.
*A, 23 (m)

Mi primer orgasmo fue frente a la iglesia de Huanchaco casi a medianoche. Soy de las personas que se dejan llevar muchísimo por los olores y bueno, recuerdo esa vez a mi pareja oliendo riquísimo. Eso más la vista de las luces azules del muelle reflejados en el mar y toda la adrenalina que se libera por estar besando y tocando a alguien frente a todos los santos -algo prohibido- me excitó muchísimo. Entonces mi chico deslizó su mano en mi entrepierna, me acarició mucho hasta que terminé con todos los sentidos de punta. Fue delicioso”.
*B, 24 (f)

“Estaba con mi primer novio. Ya lo habíamos hecho algunas veces pero yo pensaba que eso era todo. Estaba sobre el moviendome cuando de pronto sentí como mis piernas se adormecian y no entendía lo que pasaba. Seguí moviéndome y llegó en gran oh. Desde ese día entendí por qué a la gente le gustaba tanto el sexo”. 
*A, 26 (f)

Mi primer orgasmo fue jalando el ganso. Mi primera eyaculación fue experimentando y fue raro porque era algo placentero, más o menos entre 8 y 9 años. Cuando recién te empiezas a tocar no lo haces por pajero, sino simplemente empiezas a estimular el miembro repetidas veces hasta que llegas".
*D, 26 (m)

Tenía 9 años. Estaba en la tina bañándome echado boca abajo y sentí una erección. Empecé a juguetear con el pene hasta que sorpresivamente eyaculé. No tenía idea que era eso y me llamó mucho la atención!
*S, 25 (m)

Hace varios años estuve en una relación con una chica maravillosa con la que podíamos plantearnos distintos límites. Habíamos comenzado a tener sexo anal casi desde que comenzamos a tirar. Todo iba tan bien que ella me dijo: “si yo te doy mi culo, tú me tienes que dar el tuyo”. Ni lo pensé dos veces. Como hombre, no había tenido la fantasía de ser penetrado por otro hombre; pero a ella le tenía tanta confianza que me gustó la idea desde que me la planteó. A los pocos días, compramos un arnés de cuero, un pene rojo de silicona… el lubricante ya lo teníamos. La primera vez que me penetró me dolió como mierda, pero a ella también le había dolido, así que aguanté. Por suerte, no era un pene muy achorado. La segunda y tercera vez fueron geniales. Veníamos de tomar unas chelas. Se iba a quedar en mi casa, porque estaba vacía. Ella ni me dejó tocarla. Ambos estábamos demasiado arrechos. Me quería hacer daño y comenzó a meterme la mano al culo ni bien subíamos por el ascensor. Salí de ahí con el lompa hasta las rodillas. En eso me dice: “yo te cacho aquí” y sacó de su cartera el bendito arnés con el dildo. No pude ni abrir la puerta del depa y ella ya estaba sobre mí. Creo que fue toda la prisa, las ganas de que esta vez no duela y la ebriedad que hicieron que caiga. Al final, terminé eyaculando mientras ella me montaba. Sentí un orgasmo diferente: nunca antes me había pasado eso y para mí eso significó el comienzo”.
*A, 30 (m)

“Fue quizas uno de los momentos mas importantes de mi vida. En los que corría una sensacion muy extraña por todo mi cuerpo, sintiendo el cuerpo de la otra persona y haciendo que se unan ambos, sintiendo una adrenalina por dentro hasta llegar al punto final, el pico más alto, el momento mas esperado y la sensación más excitante e increible. Sudando, gritando y olvidandose de todo lo que está alrededor y solo sintiendo el unico placer de ese mismo instante, un momento en el cual uno no lo cambiaría por nada en el mundo, una sensacion indescriptible e inigualable”. 

M, 25 (m)


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS