¿Estás arrepentido? - por Arkadi Landeo
Opinión
FUENTE: http://www.hoy.com.py/espectaculos/se-disparan-casos-de-violencia

2017-10-16 17:51:23

Tribuna
Libre
 

"No merezco esto. Sí, me excedí, pero no soy un asesino, ni violador, secuestrador o asaltante de bancos. Fue un momento de cólera, fue un cachetadón nada más. Ella no me obedecía. Se lo advertí..."


Todos los flashes le reventaban el rostro y una maraña de reporteros lo hostigaban con sus preguntas. ¿Por qué lo hiciste? ¿Estás arrepentido? Quería huir de ahí. Quería desaparecer o patearles la cara a todos estos desconocidos. ¿A ustedes qué les importa? Les encanta escarbar en la miseria de la gente y aumentar el morbo en la sociedad. Si no estuviera esposado y custodiado por estos dos policías, les metería un puñetazo a ver quién me enfrenta. Se creen gallitos con sus micrófonos y sus cámaras. No tienen derecho a poner mi nombre como portada de sus periódicos ni los noticieros de abrir sus ediciones con indignación al pronunciar mi apellido. Mierda. No merezco esto. Sí, me excedí, pero no soy un asesino, ni violador, secuestrador o asaltante de bancos. Fue un momento de cólera, fue un cachetadón nada más. Ella no me obedecía. Se lo advertí, pero aun así no me hizo caso. Estaba furioso y me provocó; a propósito me sacó de quicio. Ya sé que está mal, pero entiéndanme. ¿Acaso nadie ha pasado por una situación similar? fue una reacción en caliente. Ella lo sabe. Sabe que no soy así. Nunca me he portado mal. Siempre hubo respeto y cariño entre nosotros. Pero créanme, esta vez me sacó de quicio. Se me hizo insoportable. Y pudo ser peor. Precisamente porque me controlé fue que le di un solo golpe. No más. No quería hacerle daño. No soy una bestia como el joven que el otro día arrastró a su pareja por una calle en Miraflores. Aunque no sabemos qué lo llevó a actuar así, no sabemos cómo se comportó ella. Ya escucharon a la congresista, estos casos pasan, las mujeres a veces nos provocan. Hay estudios, ella mencionó a un psicólogo. No sé quién es, pero él es profesional y sabe lo que dice. Me excedí, lo sé, pero perdí el control porque ella me provocó. Me fastidió, se burló de mí y le descubrí todas sus mentiras. Ante la impotencia y la rabia, fue que se me pasó la mano. Pero no le hice daño. Repito: fue solo un cachetadón. Y si me lees, quiero pedirte perdón, pero recuerda que me estás cagando la vida. A nivel nacional todos me ven mal. Hasta mi familia me ha dado la espalda. La verdad eso no me importa mucho, esto me permite saber quiénes están conmigo en las buenas y malas. Pero mira, tú estás ocasionando que termine en la cárcel. Después de todo lo que hemos pasado -y tú me conoces- terminaré en una celda al lado de toda clase de delincuentes mientras tú encabezas estos colectivos como #NiUnaMenos y eres la referente de la lucha contra las mujeres. Todos te adoran y respaldan, mientras a mí me hacen leña. ¿Te sentirás tranquila por haber ganado fama a cuesta de mi condena? Mira que yo ya te estoy pidiendo perdón. Putamadre, sí, estoy arrepentido, ¿acaso no te das cuenta?


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS