(EDITORIAL): ¿Cuál lobby del narcotráfico?
Opinión
FUENTE: RPP

2017-10-12 07:00:00

Altavoz 

Uno debe tener un corazón realmente muy frío para ver a madres y padres saltándose la ley con el fin de conseguir un paliativo que evite que sus hijos convulsionen 15 o 20 veces al día y decir que detrás de su lucha están los "lobbys del narcotráfico".  


Si no fuera porque los congresistas tienen poder sobre nuestras vidas, las sesiones del Congreso serían una comedia de alto presupuesto y baja calidad. Prácticamente todos los días, los legisladores expresan las ideas más desconcertantes y absurdas que se le pueden venir a la cabeza a un representante nacional. Esta vez, Bienvenido Ramírez, el mismo congresista que aseguró que leer mucho causaba Alzheimer, aseguró en pleno debate para aprobar el dictamen que busca legalizar la marihuana medicinal que detrás de este estaban los "lobbys del narcotráfico".  

Para ser sinceros, por más indignantes que puedan ser las afirmaciones de Bienvenido Ramírez, la verdad es que no son sorpresivas. Después de escucharlo opinar sobre el Alzheimer y decir que la prueba pisa era una "gran cortina de humo",lo cierto es que es poco o nada lo que podemos esperar de él. Sin embargo, no podemos dejar de responder a las palabras que dijo en la Comisión de Salud porque en este diario hemos sido testigos de cómo madres honestas han luchado durante mucho tiempo para que se apruebe la legalización de la marihuana medicinal. Uno debe tener un corazón realmente muy frío para ver a madres y padres saltándose la ley con el fin de conseguir un paliativo que evite que sus hijos convulsionen 15 o 20 veces al día y decir que detrás de su lucha están los "lobbys del narcotráfico".  

Sea como fuere, si Bienvenido Ramírez y demás congresistas quieren saber quiénes son responsables de que en el Perú siga existiendo el narcotráfico pueden ponerse un espejo al frente y mirarse a sí mismos. Y es que, como decía el Nobel de Economía Milton Friedman, desde el punto de vista económico el triste papel que juega el Estado es, literalmente, hacer de protector de los intereses de los narcotraficantes. El tráfico ilícito de marihuana y todos los crímenes asociados a él no existen porque haya padres y madres que quieran darle una mejor calidad de vida a sus hijos que sufren enfermedades degenerativas, sino por la absurda prohibición del comercio de marihuana que reduce la competencia y aumenta las ganancias. 

Si Bienvenido Ramírez y compañía quieren hacer algo contra el narcotráfico de marihuana, es hora de que impulsen su legalización total. Lo menos que desean los narcotraficantes es competencia legal, barata y segura. Y es que, lo que realmente destruye la sociedad es la violencia que viene de la mano con el narcotráfico y que sería innecesaria en un mercado legal. Al fin y al cabo, si alguien protege el negocio de los narcotraficantes no son precisamente quienes impulsan la legalización.  


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS