(EDITORIAL): ¿Terrorismo o espectáculo? 
Opinión
FUENTE: Difusión

2017-09-13 07:00:00

Altavoz 

Hoy, aunque nos duela, Maritza Garrido Lecca es más conocida en nuestro país que el genocidio asháninka que cometió Sendero Luminoso en la selva central.


Ayer se cumplieron 25 años de la captura de Abimael Guzmán por parte del Grupo Especial de Inteligencia (Gein). Sin embargo, las noticias más difundidas los últimos días han sido las relacionadas a la terrorista Maritza Garrido Lecca. Como si se tratara de una celebridad que llega al Perú a dar un concierto, la prensa se aglomeró a la salida del penal Ancón II para firmarla y fotografiarla. Incluso filmaron cómo el auto en el que era trasladada se movía hacia su destino y e interrumpieron su paso mientras salía de prisión. 

Es comprensible el interés puesto sobre la encargada de la seguridad de Abimael Guzmán. Para muchos peruanos, Maritza Garrido Lecca no "encaja" en el perfil tradicional de un senderista. Por eso es que algunos medios creen importante resaltar en qué colegio estudió, que era bailarina y que vivía en Miraflores. A diferencia de los demás terroristas que han sido liberados hasta la fecha, Garrido Lecca pareciera ser una figura extraña a una organización terrorista que alza las banderas del "marxismo-leninismo-maoísmo". 

Aunque no negamos que es importante preguntarse por qué tantos peruanos terminaron formando parte de Sendero Luminoso y tratar de comprender el fenómeno del terrorismo en el Perú, la verdad es que la fijación en una sola persona ha terminado siendo banal y encubridora. En vez de aprovechar la oportunidad para difundir información sobre Sendero Luminoso, la prensa se ha encargado de hacer noticia sobre la vida de Garrido Lecca, opacando cualquier reflexión mayor al respecto de la época del terrorismo.  

Hoy, aunque nos duela, Maritza Garrido Lecca es más conocida en nuestro país que el genocidio asháninka que cometió Sendero Luminoso en la selva central. Poco también es lo que se sabe sobre las demás personas capturadas en la "operación Victoria" y sus papeles en la sangrienta "guerra popular" que emprendió la organización de Abiamel Guzmán. El terrorismo, en lugar de ser un tema urgente y delicado se ha transformado en un espectáculo edificado en torno a la vida de Maritza Garrido Lecca. 

Si algo nos ha enseñado la historia sobre los grandes crímenes de la humanidad es que sus artífices no son necesariamente genios del mal. Muchos son individuos mediocres que en otros aspectos de la vida se comportan como buenas personas. Pensar a los senderistas como si su único móvil fuera asesinar por locura no nos ayuda en nada a comprender lo que fue la época del terrorismo. Sin embargo, para entender a Sendero debemos justamente discutir sobre sus causas y no centrarnos en qué hotel vivirá una sola de sus miembros. El terrorismo es un asunto demasiado importante como para terminar convirtiéndolo en espectáculo. 


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS