(EDITORIAL): El día que derrotamos al terror
Opinión
FUENTE: Difusión

2017-09-12 07:01:00

Altavoz 

La lucha contra el terrorismo todavía no acaba, pero gracias a la labor de las decenas de hombres y mujeres que pusieron en riesgo su vida para detener la carnicería de Sendero Luminoso, hoy los peruanos podemos soñar con un futuro pacífico.  


El 12 de setiembre de 1992, el Grupo Especial de Inteligencia de la Policía Nacional (Gein) asestó un golpe definitivo a Sendero Luminoso. En la urbanización Los Sauces (Surquillo), Abimael Guzmán se había ocultado junto a varios de los terroristas más importantes de su organización criminal. Con él, cayeron ese mismo día Elena Iparraguirre, Martha Huatay, Carlos Incháustegui, Laura Zambrano, Maritza Garrido Lecca y María Pantoja Sánchez.   

La captura de Guzmán Reynoso, que hoy cumple 25 años, fue el resultado de un operativo impecable que cambió de una vez –y esperemos que para siempre- la historia del Perú. Como buen líder personalista y mesiánico, Abimael Guzmán era la cabeza de una organización que no podía sobrevivir sin él. Con la caída de la cúpula terrorista, el Gein precipitó el fin del terrorismo en el país: no había quién suceda al "presidente Gonzalo". El número de atentados senderistas es especialmente ilustrativo en este sentido. Si antes del encarcelamiento de Guzmán Sendero Luminoso había cometido 27 atentados terroristas de gran magnitud, con su líder tras las rejas el número de atentados se redujo a 4.   

La labor del Gein, aunque no muy conocida por buena parte de los peruanos, es de indispensable estudio si queremos saber cómo derrotar al terror. Un grupo selecto de 89 policías, sin mucho apoyo gubernamental (llegaron a la absurda situación de contar con apenas un radio cuando para comunicarse se necesitan dos), optó por una estrategia distinta a la de los asesinatos y torturas indiscriminadas. La captura de Abimael Guzmán destaca no solo por ser el punto decisivo en la lucha contra Sendero Luminoso, sino porque se hizo respetando el estado de derecho y sin sacrificar vidas. Y es que, para vencer a los criminales, no se necesita justificar la violación de leyes en nombre de la "mano dura", sino labor de inteligencia.  

Los miembros del Gein capturaron a Abimael Guzmán tras meses de seguimiento y estudio de la casa en la que se encontraba. Rebuscaban en la basura que sacaba a la calle Maritza Garrido Lecca, se fijaban en la talla de la ropa interior que compraba Carlos Incháustegui e ingresaron al domicilio luego de que dos miembros se hicieran pasar por una pareja de enamorados. La "revolución" sangrienta que inició Sendero Luminoso se terminó por el trabajo meticuloso de un grupo de policías que durante años no fue reconocido.  

Cuando se habla de la lucha contra el terrorismo, lo primero que se dice es que Sendero Luminoso fue vencido durante el gobierno de Alberto Fujimori. Sin embargo, a 25 años de la "captura del siglo" también debemos recordar a quienes la hicieron posible. Combatir el terror no es cosa fácil y menos cuando los recursos escasean. La lucha contra el terrorismo todavía no acaba, pero gracias a la labor de las decenas de hombres y mujeres que pusieron en riesgo su vida para detener la carnicería de Sendero Luminoso, hoy los peruanos podemos soñar con un futuro pacífico.  


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS