(EDITORIAL): Héroes de la democracia 
Opinión
Miembros del GEIN portando estandartes.
FUENTE: Presidencia de la República

2017-09-07 07:00:00

Altavoz 

Sin la participación de estos policías, nuestro país hubiera demorado tal vez varios años más en asestarle un golpe definitivo a la organización criminal más sanguinaria de nuestra historia: Sendero Luminoso.


A casi una semana de la conmemoración de los 25 años de la captura de Abimael Guzmán, el Congreso de la República ha hecho un reconocimiento justo: ha condecorado a los miembros del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN) como héroes de la democracia. Sin la participación de estos policías, nuestro país hubiera demorado tal vez varios años más en asestarle un golpe definitivo a la organización criminal más sanguinaria de nuestra historia: Sendero Luminoso. 

Y es que, fue gracias a los miembros del GEIN que el 12 de setiembre de 1992 cayó Abimael Guzmán en una casa de Surquillo. El líder terrorista se encontraba junto a las también terroristas Maritza Garrido Lecca, Elena Yparraguirre, Laura Zambrano y María Pantoja. No fue necesario ningún enfrentamiento armado ni hubo víctimas fatales: Abimael Guzmán se rindió ante la bien preparada y sorpresiva "Operación Victoria". Sentado en su escritorio, el hombre que proclamó "lucha armada" y que es responsable de las más de 30 mil muertes que nos costó el terrorismo senderista, solo atinó a decir que había perdido y a pedirle al policía que le apuntaba con su arma que por favor no dispare.  

Aunque mucho se ha dicho sobre si Alberto Fujimori y Vladimiro Montesinos conocían de la operación, lo cierto es que el GEIN demostró la eficacia de las operaciones de inteligencia frente a la fuerza bruta. La "Operación Victoria" fue distinta a la política poco respetuosa de los derechos humanos que desde el gobierno de Fernando Belaunde venía aplicando el Ekército en nuestro país. La captura de Guzmán fue completamente limpia e irreprochable, sin necesidad de torturas, disparos a rendidos o secuestros. Tal vez si en vez de que el Estado perpetuara crímenes como "Los Cabitos" hubiésemos tenido un cuerpo de inteligencia mejor preparado desde un inicio, el terrorismo no se habría cobrado tantas vidas inocentes. 

Los peruanos muchas veces nos quejamos de que no conocemos nuestra propia historia y reclamamos que se debe hacer énfasis en los crímenes del Estado y de Sendero Luminoso. Sin embargo, parte importante del ejercicio histórico es reconocer las cosas que hicimos bien para repetirlas y promoverlas. Poco después de la captura de Guzmán, el gobierno desactivó el GEIN y sus miembros pasaron a ocupar cargos que no correspondían a la labor de inteligencia. A 25 años de conmemorarse la captura de Abimael Guzmán, muchos peruanos ni si quiera saben de su labor. Hoy es cuando nos toca comenzar a recordar a los héroes de la democracia.  


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS