(EDITORIAL): Nulidad injustificada
Opinión
Los siete miembros del Tribunal Constitucional.
FUENTE: Difusión

2017-09-05 07:27:36

Altavoz 

Los congresistas deben aprender a ser respetuosos de las decisiones que toma el órgano encargado del control constitucional y a acatar las sentencias incluso cuando no les gustan.


El viernes, el Congreso presentó ante el Tribunal Constitucional un recurso de nulidad contra la sentencia que declara inconstitucional en parte la “ley antitransfuguismo”. De acuerdo al abogado del Poder Legislativo, Aníbal Quiroga, se violó los principios de imparcialidad y de reserva, ya que la información fue filtrada “de manera dolosa a los diversos medios de comunicación”.

La filtración a la que Quiroga hace referencia corresponde a un tuit publicado por el congresista de Peruanos Por el Kambio, Gilbert Violeta. El también presidente del partido oficialista difundió a través de su cuenta de Twitter la parte de la sentencia en la que la “ley antitransfuguismo” es declarada inconstitucional en parte. ¿Lo extraño? Que la sentencia todavía no ha sido publicada oficialmente por el Tribunal Constitucional.

Lo primero que debemos decir sobre esto es que lo hecho por Gilbert Violeta constituye una falta grave y una gran irresponsabilidad de su parte. En este diario consideramos que es correcto que el Tribunal Constitucional declare la inconstitucionalidad de la “ley antitransfuguismo” porque lejos de fortalecer a los partidos, evita que congresistas honestos se cambien de bancada si el partido con el que llegaron al Congreso traiciona sus principios (como el Partido Nacionalista) o si se ve implicado en escándalos de corrupción. 

Sin embargo, Violeta debió esperar a que la sentencia –si es que es la misma que la que filtró‒ sea emitida por los medios oficiales. El congresista de PPK es una de las partes involucradas en este caso pues fue uno de los congresistas que firmó la demanda contra la ley impulsada por el fujimorismo. En ese sentido, es reprochable que se jacte públicamente de tener un acceso privilegiado a información que debería estar disponible para todos los peruanos. 

Al margen de esto, no existe razón para declarar la nulidad de la sentencia emitida por el Tribunal Constitucional. Podemos estar de acuerdo o no con ella, pero no existe razón para considerar que hubo injerencia política en el debate y la votación. La sentencia incluso pudo ser filtrada a Violeta por uno de los asesores que laboran en el TC. De hecho, no se entiende bien cómo el fujimorismo desea que se declare la nulidad del fallo cuando este todavía ni siquiera ha sido emitido. 

En realidad, más que motivados por un deseo celoso de salvaguardar el debido proceso, pareciera que el fin de los fujimoristas es que se anule el fallo para que la votación sobre la inconstitucionalidad de la “ley antitransfuguismo” se haga con la presencia de Augusto Ferrero. Y es que ayer Ferrero Costa juramentó para reemplazar como magistrado constitucional a Oscar Urviola, quien habría votado a favor de la inconstitucionalidad parcial.

Dada la importancia que tendrá la decisión del TC en la vida parlamentaria, no es de extrañar que algunas agrupaciones políticas estén preocupadas porque les sea desfavorable. Sin embargo, antes de emitir alguna opinión se debe esperar a que el TC emita el fallo. Del mismo modo, no hay razón para presentar un pedido de nulidad anticipado y sin justificación. Los congresistas deben aprender a ser respetuosos de las decisiones que toma el órgano encargado del control constitucional y a acatar las sentencias incluso cuando no les gustan.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS