(EDITORIAL): Unidos contra la dictadura
Opinión
FUENTE: Cancillería del Perú

2017-08-09 07:01:00

Altavoz 

En los momentos en los que la oposición más necesitaba del apoyo de los países democráticos, el actual gobierno peruano ha estado a la altura y prueba de ello son los insultos que ha recibido PPK de parte de Nicolás Maduro.


Ayer, representantes de 17 países de América se reunieron en Lima para discutir sobre la situación que vive Venezuela. Los cancilleres de Perú, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, Panamá, Paraguay y Santa Lucía, junto al vicecanciller de Canadá, el embajador de Uruguay en Perú y el representante ante la OEA de Granada, suscribieron la Declaración de Lima que condena al régimen de Nicolás Maduro. Entre los puntos más importantes de la declaración está el desconocimiento de la Asamblea Constituyente impuesta por Maduro y la muestra de solidaridad con la Asamblea Nacional, el único poder constituido controlado por la oposición.

Desde aquí, no podemos hacer otra cosa que saludar la Declaración de Lima y felicitar al gobierno de Pedro Pablo Kuczynski por el liderazgo mostrado en relación al tema de Venezuela. El canciller peruano Ricardo Luna, el primero en hablar tras la reunión, fue claro a la hora de tildar al régimen de Maduro como lo que es: una dictadura que ha roto el orden constitucional de su país. En los momentos en los que la oposición más necesitaba del apoyo de los países democráticos, el actual gobierno peruano ha estado a la altura y prueba de ello son los insultos que ha recibido PPK de parte de Nicolás Maduro.

Una mención honrosa que necesita ser hecha es que el Congreso peruano, a pesar de sus diferencias con el gobierno de Kuczynski, ha apoyado a PPK en relación al tema de Venezuela y ha reaccionado como corresponde frente a los insultos de Maduro. Al menos en lo que respecta a defender la democracia y los derechos humanos en la región, nuestro país está ocupando un importante papel político que lo convierte en ejemplo para los demás. El permiso temporal de permanencia, que solo exige a los venezolanos haber entrado de manera legal a nuestro país y no tener antecedentes penales para trabajar en el Perú, es una política humanitaria que debería ser copiada por el resto de América Latina.

Mientras ayer en Lima se llevaba a cabo la reunión de cancilleres, Maduro se encontraba reunido con los representantes de los países miembros del ALBA que mostraban su apoyo al régimen. Salvo Ecuador y Bolivia, el resto de países era naciones centroamericanas como las dictaduras de Cuba y Nicaragua. Fiel a su estilo, Maduro acusó a la Declaración de Lima de ser imperialista y demás sandeces, pero cada vez es menos la gente que está dispuesta a creerle el cuento. Por más que el chavismo se esfuerce en mantener la poca legitimidad que le queda, por primera vez en la historia se ha dado un rechazo conjunto tan importante por parte de la comunidad internacional a la dictadura chavista. Igual que la dictadura de Maduro, el "socialismo del siglo XXI" pasará al basurero de la historia.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS