(EDITORIAL): También es culpa el Congreso
Opinión
FUENTE: Andina

2017-08-08 07:30:18

Altavoz 

Si todavía nuestros congresistas no se dan cuenta, debemos recordarles que aprobar las reformas que el Perú necesita dependen únicamente de ellos.


Al término del primer año del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski, la mayoría de las críticas tuvo por objeto los errores del Poder Ejecutivo. Y esto es entendible: nuestro sistema político es presidencialista y al Ejecutivo le toca intentar llevar a cabo las promesas que ofreció durante la campaña presidencial. Es Pedro Pablo Kuczynski quien plantea las políticas de Estado y quien escoge a los ministros que deberán encargarse de cada cartera. 

Sin embargo, no todas las críticas deben recaer sobre el gobierno de PPK. Si este año ha sido políticamente mediocre no es solo culpa del Ejecutivo, sino también del otro poder que puede hacer cambios trascendentales, pero pierde el tiempo en discusiones estériles: el Congreso de la República. En el caso específico de Fuerza Popular, ellos no tienen que esperar a que algún día Keiko Fujimori gane las elecciones presidenciales, sino que con sus más de 70 congresistas pueden sacar adelante la reforma política, la reforma judicial e incluso una reforma económica.

Tomemos el caso de la tragedia de Las Malvinas. Tanto los miembros del gobierno como los congresistas resultaron indignados por las terribles muertes de Hovy Herrera y Luis Guzmán Taipe. Sin embargo, pareciera que nuestros legisladores están esperando a que el Ejecutivo haga algo por evitar tragedias como esta cuando en sus manos está implementar una reforma laboral que acabe con la informalidad. Si el Congreso quisiera podría acabar con la variedad absurda de regímenes laborales que tenemos, simplificarlos, y reducir los costos que terminan perjudicando a los trabajadores. El problema de la informalidad también se puede resolver desde el Parlamento.

No obstante, el Congreso ha desperdiciado una cantidad injustificable de tiempo proponiendo medidas populistas o en peleas ridículas. Todo lo que ocurrió tras el escándalo Pura Vida es un ejemplo de ello. Cuando no necesitábamos mayor regulación, sino que Indecopi funcione y sancione a quienes venden "leche" que no lo es, nuestros congresistas aprobaron una absurda ley que prohíbe el uso de leche en polvo importada para elaborar leche evaporada y productos lácteos como queso y mantequilla. ¿Por qué el Congreso aprobó una ley que no es ninguna solución para el problema que estaba en cuestión? Simple: porque son populistas. Querían generar la sensación de que hacían algo y terminaron aprobando una ley que perjudica al país.

Si todavía nuestros congresistas no se dan cuenta, debemos recordarles que aprobar las reformas que el Perú necesita dependen únicamente de ellos. Fuerza Popular podría, si así lo quisiera, empezar a transformar el país desde mañana. El problema es que no parece que vayan a hacerlo pues están más ocupados en hacer politiquería que en redactar leyes bien sustentadas. Exijámosle al presidente Kuczynski que esté a la altura que su posición reclama, pero también comencemos a pedir que los Congresistas hagan algo por cambiar el Perú.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS