¿Profesores o delincuentes? - por Renán Ortega
Opinión
Profesores toman aeropuerto de Jauja
FUENTE: Perú 21

2017-07-27 12:57:41

Renán
Ortega
@rortegaolivera
 

"Así que antes de exigir salarios más altos para una carrera magisterial que pide tan pocos requisitos, hay que tener un poco de vocación. Vocación de ser profesores siempre, no solo en las aulas."


Espero que pronto se reanuden las clases de niños que tienen mucho por recuperar y mucho que perder. Pero lo que me preocupa es qué dirán los profesores cuando regresen a las aulas y tengan que explicarle a sus alumnos por qué se cancelaron las clases. Quiero saber si van a decir que tomaron un aeropuerto. Que cerraron carreteras y casi se agarran a golpes en la Plaza de Armas de Arequipa mientras se insultaban.

Porque creo que nos estamos olvidando aquí de que estos maestros son el ejemplo para los peruanos que en el futuro van a manejar el país. Y estos mismos docentes son los que se oponen, porque la verdad es esa, a las evaluaciones que hace el Estado para ver si son aptos para continuar trabajando como docentes. Es decir, se oponen a que se evalúe si merecen tener el trabajo que tienen y si deberían tener a su cargo la educación de niños y jóvenes.

Analicemos un poco cuáles son sus pedidos. Porque esencialmente son dos. Aumentos de salarios y oposición a las evaluaciones. La oposición a las evaluaciones ni siquiera tiene asidero. Si le vamos a dar a un maestro la responsabilidad de educar, debemos saber si está preparado. Punto. Sobre lo segundo, veamos cuál es el salario, hoy, de un maestro.

El más bajo, sin beneficios ni descuentos, es de aproximadamente S/1,700 para una jornada laboral de 30 horas semanales, que es el promedio en el país. El más alto, para la misma cantidad de horas, alcanza los S/3,700 aproximadamente. Quien diga que eso no es un salario competitivo en el mercado, tiene una distorsión de la realidad. Hoy, el salario mínimo en el Perú es de S/850. Lo que recibe un profesor de la escala I es prácticamente el doble.

Entonces, el escenario es este. Tenemos profesores que piden salarios más altos de los que ya tienen, pero no quieren que se les evalúe. Salarios más altos solo por el hecho de ser profesores, pero no por un tema meritorio. Porque quien me diga que el nivel de los profesores en el Perú es bueno, que me presente algún número. Porque cuando solo el 15% de los maestros que postularon en el 2015 aprobaron el examen, sabrá Dios con qué puntaje, no me pidan que confíe en que el futuro del Perú esté en sus manos (en Cusco solo clasificó el 11.3% y de ellos, menos de la mitad pudo conseguir una plaza).

No me pidan que confíe, cuando estos “profesores” se vuelven delincuentes tomando carreteras y aeropuertos. Y no me pidan que confíe, cuando un profesor que no está preparado, lucha por seguir enseñando. Porque, señores, un mal profesor, puede marcar permanentemente la vida de un niño y puede arruinar un futuro. Así que antes de exigir salarios más altos para una carrera magisterial que pide tan pocos requisitos, hay que tener un poco de vocación. Vocación de ser profesores siempre, no solo en las aulas.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS