Doktuz o cómo convertir una experiencia traumática de salud en algo increíble 
Vida & Salud
Equipo Doktuz
FUENTE: Foto: Mauricio Quiroz

2017-07-24 13:14:00

Adriana
Chávez
@mmiradaverde
 

Si alguna vez has sido maltratada o maltratado por un médico, no puedes dejar de conocer a este equipo de profesionales.


Crónica por: Adriana Chávez


Todos hemos tenido alguna mala experiencia cuando se trata de nuestra salud o la de nuestros familiares. Desde un mal trato con un médico hasta problemas con el personal y la administración de un hospital o clínica. Como muchos, también tuve una mala atención en el área de medicina general con el doctor Eduardo Farfán Castro CMP: 19905, en la Clínica Centenario Peruano Japonés. El problema surgió luego de que el doctor Farfán se negara a permitir que mi acompañante entrara al consultorio conmigo y, luego de que abandonara el consultorio sin reclamo alguno, manifestara “que no dejó entrar a mi amigo porque él no podía permitir que cualquiera de mis amigos venga a escuchar sobre mis problemas vaginales, porque el único que podía hacerlo era mi esposo”. Esto a pesar de que no acudía por un problema ginecológico y él tampoco era un ginecólogo.  

Fue así y luego de publicar un post en Facebook ­–en el que contaba mi experiencia­– que encontré a Doktuz, una Institución de Salud y equipo, que tiene como meta mejorar el acceso a la salud para todas las personas. Daniel Niego, su cofundador y director de comunicaciones, se comunicó conmigo y se ofreció a brindarme una consulta médica a domicilio con una especialista en salud de Doktuz. Sin demasiadas expectativas, acepté la propuesta y se acordó una cita con doctora Rocío Morante. 

El 30 de junio, en la sala de la casa de mi abuela, la doctora Rocío se ocupó de mí: una paciente, pero sobre todo una persona. Fue un poco extraño porque rio conmigo y se aseguró, en todo momento, de hacerme sentir cómoda y en confianza. Procuró también conocer detalles específicos sobre mi estilo de vida y, al término de la reunión, me explicó con mucho detenimiento qué era lo que me estaba recetando, por qué razón, a qué podrían responder mis síntomas y cómo iría evolucionando con el tratamiento. Al finalizar, me regaló un caramelo de limón y se despidió con una nota y una sonrisa sincera. Días después, se comunicó conmigo a través de WhatsApp para saber cómo seguía. Y yo no lo podía creer. Los medicamentos y las dosis recomendadas sirvieron y, lo más importante, conocí a una excelente profesional en salud. Fue entonces que decidí entrevistar a Niego en las oficinas de Doktuz, con quien conversé para conocer un poco más sobre esta innovadora propuesta.

-El inicio del viaje-

Doktuz nació hace cuatro años, cuando el padre de Abraham Abramovitz, fundador y líder del equipo, enfermó de cáncer. Para su hijo –que estaba en Brasil realizando una residencia en cirugía plástica– fue muy difícil encontrar información certera y elegir al especialista indicado para tratar la dolorosa enfermedad de su padre. Entonces se preguntó: “¿si para él era difícil como médico, cómo sería para los demás pacientes?”

Esta pregunta dio vueltas en su cabeza hasta que terminó por convertirse en Doktuz, proyecto que empezó como su tesis de maestría de Hopkins, la primera universidad dedicada a la investigación en Estados Unidos fundada en 1876. Y con los años, Doktuz se convirtió en un equipo y un sueño, que funciona a diario para ayudar a los pacientes a transformar por completo su experiencia en salud.

 

-El paciente-

“El paciente es una persona; tiene un nombre, un problema, una frustración, una historia y busca una solución”

 

Las oficinas de Doktuz se asemejan a las del primer lugar en el que trabajé. La gente conversa, chambea y bromea. Se respira bondad. En un momento de la entrevista, Daniel me cuenta una anécdota: “Por ejemplo, una vez se hizo un pedido de un inyectable y una de las personas del equipo se dio cuenta de que era el cumpleaños de la paciente (y claro, nadie quiere ponerse un inyectable y menos en el día de su cumpleaños). Entonces, el profesional de salud que fue a atenderla compró una rosa en el camino y se la entregó”, cuenta, y explica que “cada paciente tiene que ser ese paciente. Porque es una persona; tiene un nombre, un problema, una frustración, una historia y busca una solución”.

No importa cómo llegas a ellos. Puedes contactarlos por la web, el App y por el chat de Facebook. Para Daniel, Doktuz busca realmente ponerse en la piel del paciente: “estar de verdad en el otro lado”. “Buscamos ser bastante empáticos y creo que esa es la clave de lo que hacemos. Escuchando a los pacientes podemos ir construyendo”, explica.

 

“Buscamos que el paciente no se sienta abandonado en el proceso”

 

Con el servicio de salud a domicilio, se busca acercar al paciente al médico y que pueda rápidamente tener una atención en los lugares en los que Doktuz se encuentra actualmente presente: México, Colombia y Chile, en donde ya se han empezado las primeras atenciones, en Iquique. En el Perú se encuentran en Lima, Cusco, Trujillo, Arequipa y Chiclayo.

“Buscamos acercar al paciente al médico que pueda rápidamente tener una atención en los lugares en los que estamos presentes; que pueda tener una experiencia distinta y que no se sienta abandonado en el proceso”, comenta Niego.

En el Perú, aproximadamente el 80% de las enfermedades son de atención primaria. A veces, un dolor de barriga, un malestar general o un dolor de cabeza es algo que se puede resolver sin necesidad de salir de casa e ir a un hospital. Y la curación no tiene por qué ser una experiencia desastrosa; puede ser increíble. Para ello, este equipo busca alianzas para juntos transformar el sistema y poder ser un canal para las instituciones de salud que ya existen hoy en día, desde el lado de la tecnología y el servicio al cliente.

Cuando le pregunto a Daniel cuáles son los sueños de Doktuz, me responde con rapidez: “Los sueños de Doktuz son mis sueños”. Lo que a veces es traumático se está convirtiendo para muchos en algo increíble y hay un equipo de personas que trabaja para realizar este propósito de manera estandarizada. Para Doktuz los pacientes son personas antes que nada.

“Si tú tienes un dolor de cabeza pero estás preocupada porque tienes una reunión mañana en el trabajo, muy probablemente el médico te escriba una nota con algo relacionado a tu reunión de trabajo, y eso es para que estés tranquila, que al final es lo más importante”, me cuenta.

 

-El futuro-

En Doktuz han desarrollado un Sistema de Atención al paciente que se llama CASA. Empezando por la C de “contención”; se busca contener al paciente: acercarse a él, entender sus frustraciones, miedos y qué es lo que está viviendo. Luego, está la A de “acción”, de sorprender, de hacer algo distinto; de cambiar ese paradigma que existe de la salud como algo negativo y volverlo en algo diferente. La S se “seguimiento”, para acompañar al paciente luego de la atención y ver como va su proceso de mejoría y, por último, la A de “accesibilidad”, pues puedes acceder al servicio a través de sus múltiples plataformas.

Para Daniel, el futuro de Doktuz es que llegue a ser el lugar en donde esté “toda tu salud”. Un lugar en donde puedas ver los resultados de los análisis de laboratorios sin importar en qué laboratorio realizaste los exámenes, que tengas la posibilidad de revisar tu historia clínica sin importar a cuál fuiste y que puedas acceder a los distintos servicios de salud que ofrece siempre centrados en el paciente y en lo que realmente necesita. Y los sueños a veces se presentan como un camino largo y difícil, pero tanto Abraham, Daniel y el resto del equipo están seguros de que con mucha empatía y esfuerzo los cumplirán.

Como diría el equipo de Doktuz: ¡Qué estés bien!

 


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS