La fotografía fue tomada por Angel Ureña, secretario de prensa del expresidente Clinton, del partido demócrata. La imagen llevó como acompañamiento la frase “Todo es más grande en Texas”.

Bill Clinton no se cansa de jugarle bromas a sus amigos cercanos, los también expresidentes de los Estados Unidos Bush.

La última de las bromas realizadas por el expresidente Clinton ha sido esconderse detrás de dos estatuas gigantes de los Bush, George Bush padre y George Bush hijo, y desde allí posar para una fotografía.

Si aún no pilla la broma, aquí se la explicamos: en inglés, Bush (el apellido de los expresidentes) hace referencia a “arbusto”, por lo que “esconderse detrás de los Bush(es)” sería el equivalente a “esconderse tras los arbustos”.

La fotografía fue tomada por Angel Ureña, secretario de prensa del expresidente Clinton, del partido demócrata. La imagen llevó como acompañamiento la frase “Todo es más grande en Texas”.

La historia de los Bush ha estado cercanamente ligada a las empresas petroleras en Texas: George Bush padre se volvió millonario tras mudarse a Texas, además de volverse miembro de la Cámara de Representante por el mismo estado, mientras que George Bush hijo fue gobernador de Texas entre 1995 y 2000.