(EDITORIAL): Mercantilismo lácteo
Opinión
Foto referencial
FUENTE: Andina

2017-07-13 07:02:00

Altavoz 

Ante la evidencia, se hace imperioso que el gobierno observe el texto para intentar que el Congreso modere su absurda oposición a la leche en polvo.


Muchas veces, los congresistas suelen utilizar problemas reales para conseguir la aprobación de proyectos de ley que protegen intereses particulares. Eso es, a grandes rasgos, lo que ha sucedido con la iniciativa legislativa sobre la leche en polvo aprobada hace un par de semanas por el pleno del Congreso. Según el texto del proyecto de ley, queda prohibida la importación de leche en polvo con el fin de usarla en "procesos de reconstitución y recombinación para la elaboración en la industria de leche fluida, leche evaporada, yogur, queso y mantequilla".

A primera vista, puede que algunos se pregunten qué es lo que esta iniciativa tiene de malo. Y, la verdad, es que son varias cosas. Para empezar, la leche en polvo es igual de nutritiva que la leche fresca. La leche en polvo es leche de vaca, solo que deshidratada. No es dañina para la salud ni está prohibida por ningún organismo internacional. El problema con Pura Vida no fue que estuviera hecha en parte de leche en polvo, sino que la cantidad de leche que contenía no era suficiente para ser catalogada como leche. Así de sencillo.

Entonces, ¿cuál es el fin de prohibir importación de leche en polvo para elaborar productos como leche evaporada, yogur y mantequilla? Proteger a un grupo de empresarios que no quieren competir con la leche en polvo hecha en otros países. Después de todo, el Congreso no ha prohibido elaborar leche evaporada con leche en polvo, sino con leche en polvo importada. Vale decir, además, que no es cierto que la leche en polvo importada se haya hecho de todo el mercado peruano y sea algún tipo de problema: de acuerdo a datos del Ministerio de Agricultura al año 2015, para la totalidad de los productos lácteos que consumimos, apenas se usaría un 6% de leche en polvo. Una cifra mínima.

Ayer, el presidente del Consejo de Ministros, Fernando Zavala, adelantó que el Ejecutivo podría observar esta iniciativa antes de publicarla como ley. Si el gobierno observa el proyecto sobre la leche en polvo, este volverá al Congreso para que los parlamentarios decidan si hacen caso o no a las recomendaciones del Ejecutivo. Ante la evidencia, se hace imperioso que el gobierno observe el texto para intentar que el Congreso modere su absurda oposición a la leche en polvo. Al fin y al cabo, los peruanos que se benefician de productos lácteos más baratos se lo van a agradecer.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS