[INVESTIGACIÓN]: Obispado del Callao prohíbe misas afroperuanas
Local
Padre Víctor Torres, coordinador de la Pastoral Afro del Callao
FUENTE: Foto: Adriana Chávez

2017-07-11 17:39:00

Altavoz 

El grupo étnico tradicional del Callao viene siendo censurado hace seis meses. Ni con las protestas públicas ni la intervención de entidades del Estado han obtenido respuesta de la entidad religiosa.


Investigación:

Ariana Lira

Adriana Chávez

Andrea Gómez

Escribe: Ariana Lira


El 13 de diciembre del 2016, luego de celebrar la que sería la última misa afroperuana del Callao, el sacerdote Víctor Torres Vásquez recibió una citación del entonces vicario general del Obispado del Callao, Óscar Balcázar. El motivo de la convocatoria era hablar sobre la celebración de la misa afro “sin permiso del Obispo” y señalar que ni en la diócesis del Callao ni en la Conferencia Episcopal peruana existe una pastoral afro.

Lo que ocurrió en la cita entre el sacerdote y el vicario del Obispado fue solo el inicio de lo que sería una censura inexplicable al pueblo afroperuano. En esta, Balcázar prohibió al padre Víctor Torres, no solo la celebración de misas afro, sino cualquier actividad en torno a la pastoral de la comunidad afroperuana del Callao. El veto fue confirmado al día siguiente en un documento firmado por Balcázar:

 

 

Como se observa en el documento del 14 de diciembre, el motivo alegado por el Obispado para prohibir la pastoral afro fue que la Conferencia Episcopal Peruana no la reconoce. Sin embargo, cuando este diario se comunicó con la Conferencia Episcopal, se nos indicó que esta no tiene competencia en el reconocimiento de pastorales y que el tema debía consultarse directamente con el Obispado del Callao.

Esto fue confirmado por el abogado especialista en temas canónicos, Antonio Chiappe, que señaló que la Conferencia Episcopal Peruana “no es para autorizar eso [la existencia de pastorales]”.

Pero el padre Víctor Torres no fue el único al que se le hizo llegar un documento de esta naturaleza. El sacerdote Juan de Dios Rojas Pajuelo, quien prestó al padre Víctor su parroquia para la última misa afro en diciembre del 2016, fue citado también por Óscar Balcázar. “El padre Óscar [Balcázar], que estaba de vicario, me llamó y quería que firmara un documento y yo no acepté firmarlo. Decía que el padre Víctor no debería de haber celebrado [la misa afro] puesto que en esta diócesis no existe la pastoral afro”, señaló el sacerdote.

“Yo, conociendo la labor del padre Víctor, su celo por la pastoral afro, él me pidió celebrar una eucaristía para esta pastoral dentro de mi jurisdicción parroquial. Entonces como yo he visto que ahí se han celebrado, me pareció bueno, porque yo he sido un tiempo vicario general cuando monseñor Irizar era Obispo, y yo sabía que el monseñor Irizar estaba de acuerdo y le gustaba e incluso él fue el que recibió a la pastoral afro en el Callao. Dentro de mi jurisdicción yo puedo dar autorización si es mi hermano de la diócesis, ¿cómo le voy a decir que no?”, añadió el padre Rojas.

Al día de hoy, el padre Víctor Torres continúa celebrando misas, siempre y cuando no sean liturgias para la pastoral afro.

LA PASTORAL AFRO

Luego de la independencia del Perú, el puerto del Callao pasó a ser la entrada más importante de inmigrantes al país. Esto trajo como resultado una riquísima diversidad étnica en la ciudad portuaria. Así, la población afroperuana tiene una presencia importante: según cifras del Gobierno Regional del Callao, más del 20% de la población chalaca pertenece a la comunidad afroperuana.

Otra característica significativa del Callao es la fuerte presencia de la Iglesia Católica y las expresiones religiosas. Existen, en la diócesis, 53 parroquias.

Como parte de esta tradición religiosa, en el Callao existe, desde fines de los 90, la pastoral afroperuana. Esta se encargaba –hasta que fue censurada– de organizar misas para la población afro. Las misas afro son liturgias comunes y corrientes, con la particularidad de que buscan expresar la fe “desde la cultura afro con danzas, canciones y colores afroperuanos”, señala el sacerdote Víctor Torres.

Padre Víctor Torres Vásquez, coordinador de la pastoral afroperuana

Las misas afro, además, existen en todo el mundo, con una especial presencia en Latinoamérica. En el Perú, hay pastorales afroperuanas en Chincha, en Lurín y en Villa el Salvador se está formando una.

Pastoral afroperuana del Callao

Tal es el reconocimiento de las pastorales afro en América Latina que, desde 1955, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) viene promoviendo activamente las expresiones religiosas de los grupos amerindios y afroamericanos. El documento de la V Conferencia Episcopal del CELAM, realizada en el 2007, señala la importancia de “Conocer los valores culturales, la historia y tradiciones de los afroamericanos, entrar en diálogo fraterno y respetuoso con ellos, es un paso importante en la misión evangelizadora de la Iglesia”. Asimismo, se afirma que la Iglesia “apoya el diálogo entre cultura negra y fe cristiana y sus luchas por la justicia social, e incentiva la participación activa de los afroamericanos en las acciones pastorales de nuestras Iglesias y del CELAM. La Iglesia con su predicación, vida sacramental y pastoral habrá de ayudar a que las heridas culturales injustamente sufridas en la historia de los afroamericanos, no absorban, ni paralicen desde dentro, el dinamismo de su personalidad humana, de su identidad étnica, de su memoria cultural”.

¿Un dato curioso? el presidente de la comisión redactora de este documento fue nada más y nada menos que el actual papa Francisco, en ese entonces arzobispo de Buenos Aires.

Pero lo más interesante es que el Perú –y en específico el Callao- ha estado lejos de ser la excepción en esta promoción a las pastorales afroperuanas. En el año 2003, se llevó a cabo, nada más y nada menos que en el Callao, el IX Encuentro de Pastoral Afroamericana, que fue recibida e impulsada por el entonces Obispo, monseñor Miguel Irizar. En este evento, Irizar reconoció la pastoral afroperuana y designó al padre Víctor Torres como su coordinador, lo cual contradiría lo dicho por Óscar Balcázar respecto de que el Obispado no reconoce a esta pastoral. En este video se puede ver a Irízar declarando su compromiso con la pastoral afro en el IX Encuentro de Pastoral Afroamericana:

Otros asistentes del Encuentro fueron el entonces Nuncio Apostólico, Rino Passigato y el entonces presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Hugo Garaycoa.

Desde entonces hasta su salida en el año 2011, el ex Obispo Miguel Irizar continuó respaldando la pastoral afroperuana.

2010. Monseñor Miguel Irizar con la pastoral afro en la parroquia Santa Rosa.

VOCES ALZADAS, VOCES IGNORADAS

A raíz de la prohibición de la pastoral afro en el Callao, sus miembros y personas externas e incluso entidades del Estado han manifestado su preocupación y han buscado, sin éxito, explicaciones del Obispado.

A la fecha, miembros de organizaciones afroperuanas han enviado dos cartas al Obispado del Callao. Ninguna ha sido contestada. El segundo documento tiene las firmas de 40 miembros de organizaciones indígenas, andinas, amazónicas y afroperuanas.

on Scribd

Asimismo, los colectivos presentaron el mismo documento al Congreso de la República, a los Ministerios de Cultura y de Justicia y a la Defensoría del Pueblo. Por el momento han recibido respuesta del Ministerio de Justicia –que les ha pedido más detalles-, del Ministerio de Cultura y de la Defensoría del Pueblo.

El comunicado también fue dirigido a la Conferencia Episcopal Peruana y a la nunciatura. Esta última, afirma una de las firmantes, se habría negado a recibirlo.

La directora de políticas públicas para la población afroperuana del Ministerio de Cultura, Susana Matute, señaló en diálogo con este diario que su despacho envió una comunicación al Obispado del Callao pidiéndoles que les indiquen los requerimientos y el procedimiento para inscribir la pastoral afro en la diócesis del Callao. Esta no ha sido respondida.

Por otro lado, la Defensoría del Pueblo envió el 6 de abril un documento al Obispado del Callao alertando sobre la importancia de reconocer a la comunidad afroperuana. Ante el silencio, la entidad reiteró su pedido. Hasta ahora, el Obispado no ha contestado.

Delcy Heredia, jefa de la Oficina Defensorial del Callao, señaló que la Defensoría del Pueblo no es competente para intervenir en el Obispado del Callao, en tanto la entidad tiene como finalidad “proteger los derechos del ciudadano respecto de la administración pública”, y el Obispado no es parte del Estado. Sin embargo, la Defensoría decidió intervenir de todos modos debido a que la población afroperuana es considerada población vulnerable de especial protección.

En enero, miembros de la pastoral afro realizaron un plantón frente a la Conferencia Episcopal Peruana para exigir una solución a la hasta ahora inexplicable censura. La entidad se habría pronunciado diciéndoles que solucionarían el problema. Hasta el momento, ello no ocurre.

Plantón de la pastoral afroperuana frente a la Conferencia Episcopal Peruana.

Carlos Alejos, agente pastoral laico del Callao, ha enviado al Obispado tres cartas expresando su preocupación por la pastoral afro: la primera, el 28 de diciembre del 2016; la segunda el 3 de enero del 2017 y la tercera el 25 de junio del 2017. Nuevamente, ninguna ha sido contestada.

Ante el silencio del Obispado del Callao frente a los numerosos pedidos de explicaciones, visitamos sus instalaciones para obtener su versión sobre la prohibición. Allí nos recibió Jorge Chávez, jefe del área legal del Obispado. Este nos dijo que no sabía acerca del tema en cuestión y que este era de competencia canónica, por lo que debíamos presentar una solicitud escrita pidiendo información al Vicario General, Jorge Escorcia. Asimismo, el abogado indicó que este diario “se estaba prestando a confusiones” por parte de quienes estarían “detrás de este asunto” y señaló que no nos constaba que efectivamente exista la prohibición de la pastoral afro. Tras enseñarle el documento emitido por Balcázar proscribiendo la pastoral, Chávez indicó que “los documentos van y vienen”. Recomendamos al lector ver la entrevista con el abogado (bajo alto riesgo de indignación):

Tal como nos recomendó Chávez, ingresamos en ese mismo momento una solicitud de pedido de información al vicario general, Jorge Escorcia, acerca de la prohibición de la pastoral afro. Al momento de publicar esta nota no hemos recibido respuesta.

Asimismo, intentamos ubicar en persona a monseñor Escorcia, pero fue imposible. En el Obispado nos indicaron que se encontraba en la parroquia Santa Rosa y en esta dijeron que estaba en el Obispado. Luego, nos indicaron que podríamos encontrarlo en el Seminario Redemptoris Mater, pero tampoco estaba allí. En este video, las respuestas contradictorias que recibimos:

¿RACISMO EN LA IGLESIA?

El español nacionalizado peruano José Luis del Palacio se desempeña como Obispo del Callao desde el año 2012. En la página de Facebook “Callao necesita pastor”, se han acusado supuestos actos de racismo por parte del sacerdote, aunque ninguno ha sido denunciado formalmente, con excepción del caso de la pastoral afro.

Carlos Alejos cree que la prohibición afro “es un tipo de racismo”. Según el laico, “el poder impedir que una pastoral de una cultura negra, se desarrolle con normalidad, si ya la Iglesia ha abierto puertas, si hay experiencias ya realizadas y no encuentran nada de malo en eso, Dios está ahí también. Y la Iglesia habla de que no debe marginarse. Si no es racismo, ¿cómo llamarlo?”.

José Luis del Palacio, actual Obispo del Callao

Rosa Medrano, miembro activo y defensora insignia de la pastoral afro, también piensa que la prohibición del Obispado responde a motivos racistas, pero también tendría que ver con celos de carismas. Según afirma Medrano, los miembros del Camino Neocatecumenal –institución a la que pertenece el Obispo- tendrían la costumbre de censurar a los sacerdotes que no pertenecen a dicho movimiento. “Esa es su práctica de ellos. Y la Iglesia tiene muchos carismas, entonces ellos no pueden decir que van a ser un solo carisma, cuando cada uno tiene su manera de expresar su religiosidad distinta, y ese es el tema que nosotros estamos luchando”, agregó Rosa.

Por otro lado, el padre Víctor Torres no cree que la prohibición de la pastoral afro tenga motivaciones racistas. Para él, se trataría de una estrategia para apartar a los movimientos distintos al neocatecumental. “En el fondo es que nos quieren sacar a todos nosotros. Es implantar el Camino Neocatecumenal”, indicó.

[Ver: Abuso sexual, drogas y chantajes en la Iglesia: La historia de Camilo en el Camino Neocatecumenal]

Las denuncias por un supuesto racismo -e incluso sectarismo- de los miembros del Camino Neocatecumenal en el Callao datan de años atrás. En abril del 2015, el sacerdote neocatecúmeno Edgar Clodomiro Flores -alias “Peter”- mandó tapar la parte superior de la mampara de la parroquia Villa María Auxiliadora. Según denunciaron los vecinos, el cambio en la infraestructura impedía que pase la procesión del Señor de los Milagros, imagen de especial importancia para la población negra y patrón de los migrantes.

Los vecinos creen que esto se debe a que el Camino Neocatecumenal no cree en las imágenes. Según nos contaron, el padre Peter habría preguntado en una misa: “¿Qué tanto problema hacen por este dibujo que ha pintado un negro loco?”, en referencia al esclavo negro que pintó originalmente la imagen del Señor de los Milagros en el siglo XVII. La indignación de los vecinos fue tal, que terminó en una toma de la parroquia el 24 de abril del 2015.

UN SILENCIO QUE SE PROLONGA

Ha pasado más de medio año desde que la pastoral afro fue inexplicablemente eliminada del Callao y ni las protestas públicas ni la intervención de entidades del Estado han conseguido más que el silencio del Obispado chalaco. La impotencia, como es obvio, es cada vez más fuerte entre los miembros de la comunidad afroperuana.

Recapitulando, estos son los pedidos que se han hecho desde diciembre del 2016 al Obispado del Callao:

  1. Carta de las organizaciones afroperuanas ante la manifestación de racismo en la Iglesia (diciembre 2016)
  2. Primera carta de Carlos Alejos, agente pastoral laico (diciembre 2016)
  3. Segunda carta de Carlos Alejos, agente pastoral laico (enero 2017)
  4. Carta de organizaciones indígenas, andinos, amazónicos y afroperuanos (marzo 2017)
  5. Recomendación de la Defensoría del Pueblo (abril del 2017)
  6. Reiteración de la Defensoría del Pueblo (junio del 2017)
  7. Tercera carta de Carlos Alejos, agente pastoral laico (junio 2017)
  8. Documento del Ministerio de Cultura solicitando los requerimientos para inscribir la pastoral afro (junio 2017)
  9. Solicitud por parte de diario Altavoz requiriendo información sobre la prohibición (julio 2017)

La respuesta, en todos los casos, ha sido la misma: silencio.

“Nosotros no estamos pidiendo nada regalado, no estamos pidiendo un favor, estamos pidiendo un derecho que nos corresponde. Y ni la Iglesia ni el gobierno nos lo pueden prohibir”, protesta Rosa Medrano con los ojos húmedos, pero intrépidos.

 


Comparte esta Noticia:



Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS