Presidente de Circus Grey: "No sé si hubo feminicidio"
Local
FUENTE: Difusión

2017-07-07 13:58:00

Ariana
Lira
@arianalirad
 

Juan Carlos Gómez de la Torre reconoció que la campaña fue "perfeccionada" para el jurado de Cannes.


A pesar de que, hasta el momento, la gigante de la publicidad no ha emitido una sola palabra acerca de la polémica generada en torno a la campaña basada en un “feminicidio” que le ganó cinco leones en Cannes Lions, la verdad sale, como siempre, a la luz.

Ver: El circo de Circus Grey: porque el feminicidio no es un juego

“NO ERA UNA CARTA, ERA UN E-MAIL”

Luego de días de incertidumbre, Juan Carlos Gómez de la Torre, presidente de Circus Grey, conversó conmigo. Según cuenta, él mismo habría visto el mensaje usado para crear la canción, pero habría un detalle: no se trata de una carta, sino de un correo electrónico. “A raíz de lo que ha estado pasando, yo mismo me he encargado de ver que exista y he comprobado que existe”, señaló. Según el publicista, se trataría de un correo electrónico con remitente y destinatario reales que no puede revelar, ya que la ONG Vida Mujer (clienta de la campaña), les pidió confidencialidad.

Entonces, ya no estamos hablando de una carta -ni de dos, ni de varias, como han señalado las distintas versiones dadas por la ONG Vida Mujer-, sino de un solo correo electrónico. Por lo tanto, la carta escrita a mano que muestra el cantante Diego Dibós en la campaña no es real, sino que el correo electrónico fue transcrito a un papel, a mano, para fines audiovisuales.

NO HUBO FEMINICIDIO

Pero lo más grave viene después. Al ser preguntado acerca de si la “carta” -ahora correo electrónico- fue escrita o no por un feminicida, Gómez de la Torre reconoció que no lo sabe, sino que actuó “en base a la buena fe del cliente”, en este caso Vida Mujer.

Sin embargo, si esto fuera así, si la ONG Vida Mujer les dijo que se trataba de un feminicidio, ¿por qué en la campaña en español -no la que se hizo para enviar a Cannes- no se dice que hubo una mujer asesinada? ¿Les dijo realmente Vida Mujer que la misiva provenía de un feminicida? Hasta el momento, la ONG ha caído en más contradicciones que nadie en esta historia.

Ver: El circo de Circus Grey II: la mentira tiene patas cortas (una respuesta a Vida Mujer)

El publicista cree que las declaraciones que hizo la directora de Vida Mujer, Nelly Canción –primero en su muro de Facebook y luego en entrevista con Altavoz- en las que afirmó que la letra de “Eres mi vida mujer” fue extraída de dos cartas distintas se debe a una posible confusión. “Lo que debe haber pasado es que [Nelly Canción] estaba hablando de la campaña del libro [“No te mueras por mí”, 2015] y se puede haber confundido”.

En todo caso, el tema relevante es uno: el número uno de Circus no sabe si efectivamente hubo una mujer asesinada.

A pesar de esto, Gómez de la Torre considera que es un error pensar que la agencia publicitaria tiene por qué conocer los “detalles” de los casos que se le presentan (así consideremos que un feminicidio y, por lo tanto, una mujer muerta sean “detalles”). “Se buscó el efecto más dramático posible para hacer el punto de la situación y lograr que las mujeres que lo vean entiendan que no pueden dejar pasar por alto una agresión que en última instancia puede terminar en un asesinato”, afirmó el publicista.

¿Es válido inventarse que una mujer murió y presentarlo como un caso de la vida real para buscar el “efecto más dramático posible” y enamorar así al jurado de Cannes? Juzgue usted, lector.

EL DOBLE ESTÁNDAR: MENTIR PARA CANNES

Para el presidente de Circus Grey, en la publicidad existe un doble estándar” que explica por qué se recurre a la mentira con el fin de ganar en un festival. Según Gómez de la Torre, “por un lado estaría el trabajo que se hace para los clientes y, por el otro, la preparación de una campaña para enviarla a los festivales, en este caso Cannes. “Uno [de los estándares] es armar el caso para Cannes para de alguna manera convencer al jurado y poder competir y otra cosa es en sí la idea hecha con Vida Mujer que va al aire y se exhibe”. Gómez de la Torre agregó que “en el momento de postular a los premios, entran en proceso de ir perfeccionando el caso, puliendo cosas en el proceso, en el que hay una progresión y perfeccionamiento desde el lado publicitario del caso vía Cannes”. 

Identifiquemos, entonces, ambos estándares en el caso de esta campaña. La campaña “hecha para los clientes” -es decir, la campaña en español hecha para Vida Mujer, en la que no se habla de un “hit radial” ni del “cantautor más famoso del mundo” y en la que no se menciona una mujer asesinada- sigue el primer estándar. El estándar real, digamos. Pero en el segundo, el utilizado con el fin de ganar los premios, Circus Grey “perfeccionó el caso”. ¿Cómo lo hizo? Pues, en lugar de hablar de una mujer golpeada, dijeron que había sido asesinada. Y no solo que había sido asesinada, sino que la canción fue un “hit radial” que llevó al “cantautor más famoso del Perú a giras por todo el país”.

En la publicidad, esto es precisamente lo que se conoce como un trucho. Una campaña que es creada específicamente con el fin de presentarla en un festival para ganar un premio. A pesar de admitir las “exageraciones” -entendiéndose exageraciones como inventar a una mujer muerta de la que no se tiene certeza e inflar el éxito de una canción que no estuvo en las más sonadas de ninguna emisora- Gómez de la Torre negó que su campaña se trate de un trucho, ”en la medida en que hay un cliente real, en que el cliente real compra una idea y en la medida en que hay una idea que va al aire e intenta tener la mayor exposición”.

Es muy complicado competir con campañas que usan, por ejemplo, a Justin Timberlake o Bruno Mars, con los que cualquier jurado internacional se engancha. De ahí que se pueda exagerar de cierta manera al presentar a Diego Dibós para Cannes. En pocas palabras: como la competencia es dura en Cannes, la agencia publicitaria necesita usar unas cuantas “mentiras piadosas” para “perfeccionar el caso” en miras al festival. ¿Es el jurado de Cannes indulgente con estas mentiritas piadosas?

La experiencia dice que no. En el año 2016, la agencia de publicidad vietnamita Ogilvy Vietnam devolvió dos leones de Cannes -uno de oro y otro de plata- que ganó gracias a la campaña “Saving Africa's Last Wild Rhinos, By Poisoning Them”, debido a que algunos datos y material presentado en la campaña no corresponden a la realidad del mercado en ese país. Ahora reemplacemos “datos de mercado inexactos” por “feminicidio falso”. ¿Algún grado de diferencia? Nuevamente, juzgue usted.

Y es que el equipo de Circus Grey se paró en un estrado y recibió cinco premios del festival más prestigioso del mundo debido a un feminicidio que nunca ocurrió, a una mujer muerta que no existe, a una carta escrita a mano que en realidad era un correo electrónico, a un éxito radial que no ocurrió. Los Leones se ganaron, señores, mintiendo. Y mintiendo con algo tan repugnante como un feminicidio.


Comparte esta Noticia:



Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS