La enorme evolución de la actriz en imágenes.

Krinsten Stewart saltó a la fama protagonizando el romance adolescente entre Bella y Edward de la serie Twilight. Y es que el amor pasó las pantallas y se les empezó a ver juntos después de las grabaciones y muy cariñosos en la alfombra roja. Sin embargo, tras cuatro años de relación, los paparazzis capturaron a la dulce Kristen con el director “Blanca Nieves” y desde entonces, todo fue cambiando.

¿Cómo pasó de ser la chica dulce que conquistó los corazones de millones de adolescentes a la andrógina musa de grandes diseñadores como Karl Lagerfeld?

Durante sus primeros años de relación con Robert Pattison y las primeras películas de la saga la actriz lucía más dulce de lo que vemos ahora. Aun intentando encontrar su estilo, Kristen ya mostraba su amor por el negro que hoy es parte de su look icónico de la mano de una vestimenta más gótica.

Las converse y zapatillas empezaron a ser parte de su estilo dentro y fuera de la alfombra roja. Poco a poco se fue formando el personaje andrógino que hoy conocemos y queremos. Y es que luego de un tiempo de rumores, la actriz aceptó su sexualidad y, a su vez, empezó a atreverse con looks más desafiantes.

Hoy la actriz es novia de una de las mejores modelos mundialmente reconocidas, Stella Maxwell, y se ha vuelto un ícono de la moda y musa de renombrados diseñadores como Karl Lagerfeld. 

La dulce chica de los cuentos de vampiros es hoy, a sus pocos 27 años, un ícono de la nueva ola de la moda y de la libertad en el aun encasillado mundo de Hollywood que cada vez se abre más paso a lo nuevo.