Elige que categorias deseas ver
La popularidad del alcalde llega a su punto más bajo

Luis Castañeda, ex candidato a la presidencia del Perú, ha sido uno de los políticos más populares de las últimas décadas en nuestro país, pero esto parece estar llegando a su fin. Si bien sus primeras gestiones estuvieron caracterizadas por la construcción de obras como escaleras y hospitales en los sectores más pobres de la capital (y también por acusaciones de corrupción, de donde sale la famosa frase "roba pero hace obra"), en esta tercera gestión no ha sabido hasta ahora enfrentar el principal reto de la ciudad: la congestión vehicular. El burgomaestre ha ordenado la construcción de distintos puentes y by-passes pero, según los expertos, para mejorar el tránsito se necesita un plan integral que incluya un sistema de transporte moderno, lo cual sigue sin existir en Lima.

En la encuesta anterior de Ipsos, Castañeda tenía 59% de desaprobación y 36% de aprobación. El último sondeo señala que ambos indicadores han variado un punto porcentual negativamente para Casteñeda (la aprobación bajó y la desaprobación subió).

En los datos obtenidos por Ipsos, la mayor parte del rechazo hacia el alcalde se encuentra en los sectores A (73%) y B (71%) En los sectores D y E el nivel de desaprobación es de 49% y 40%, respectivamente.


Fuente: Ipsos/El Comercio

Por otro lado, los datos de Gfk -publicados por el Diario La República- indican que la desaprobación del alcalde es aún más grande: se habría incrementado del 62% al 65%.

El especialista Carlos Fernández Fontenoy comentó lo siguiente para La República: "Al no tener Plan Integral de Transporte, como se vio en la campaña, lo conveniente habría sido continuar el plan de Villarán, haciendo correcciones necesarias. Como político tradicional, no lo hizo: ha destruido gran parte de los avances logrados en el ordenamiento del transporte, ahondando la sensación de colapso del transporte".