INFORME: ¿Un nuevo golpe en Venezuela?
FUENTE: Daniel Blanco

2017-05-03 10:55:29

Araceli
Pinto
 

Esto es todo lo que tienes que saber sobre la Asamblea Constituyente que convocó Maduro, por qué lo ha hecho ahora y qué va a pasar en Venezuela.


El lunes, en un mitin del gobierno chavista por el día del trabajador, Nicolás Maduro anunció que convocaría una Asamblea Nacional Constituyente “popular y no de los partidos políticos” para redactar una nueva Constitución. Este anuncio se dio mientras las protestas convocadas por la oposición cumplen un mes. La oposición ha señalado que se trata de un nuevo golpe a la democracia, ha llamado a la desobediencia civil y ha convocado a nuevas protestas, mientras que la comunidad internacional sigue reaccionando ante el suceso -Estados Unidos está considerando la posibilidad de aplicar sanciones económicas contra ciertos funcionarios chavistas. A continuación te contamos todo lo que tienes que saber sobre lo que está pasando en Venezuela.

Primero, ¿qué es la Asamblea Constituyente?

Según la Constitución venezolana, se puede convocar una Asamblea Nacional Constituyente con el objetivo de “transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución". La iniciativa puede ser presentada por los siguientes actores:

  • La Presidencia de la República en Consejo de Ministros
  • La Asamblea Nacional, con dos tercios de los votos
  • Los Consejos Municipales en cabildos, con dos tercios de los votos
  • Los ciudadanos, con firmas que representen el 15% de los electores posibles

¿Qué dijo Nicolás Maduro?

La Asamblea Constituyente tendrá 500 integrantes. Aunque aún no queda claro cómo se van a elegir, no será por voto universal, sino por sectores. Algunos serán elegidos por municipios y otros por sectores de la sociedad. “200 o 250 por la base de la clase obrera, las comunas, misiones, los movimientos sociales (...) Los movimientos de personas con discapacidad van a tener a sus constituyentes propios” y así, por grupos, se irán eligiendo los asambleístas.


¿Por qué no hacer reformas constitucionales?

El chavismo no tiene el poder. La capacidad de proponer reformas, según las Constitución venezolana, recae en la Asamblea Nacional, el Legislativo. Sin embargo, también lo puede pedir la Presidencia de la República o un 15% de los electores. Sin embargo, recae en la propia Asamblea ejercer el pedido y someterlo a votación. En el legislativo, el chavismo no tiene la mayoría y se vería fácilmente superado por la oposición en las votaciones. Esto, claro, si Maduro hubiera evaluado tomar este camino. ¿No lo ha hecho? Difícil. Para el chavismo y para el Tribunal Superior de Justicia -el equivalente al Tribunal Constitucional peruano- la Asamblea Nacional está en desacato, por lo que sus acciones no tienen validez legal. Además, estas reformas tendrían que ser sometidas a un referéndum, en el que probablemente perdería.

¿Por qué la convoca ahora?

Según Nicolás Maduro, la convocatoria se da para “lograr la paz que necesita el país, para derrotar el golpe fascista”. Además, busca “perfeccionar el sistema social, económico y político del pueblo”.


La Constitución vigente en Venezuela es la de 1999, establecida a través de una Asamblea Constituyente con mayoría chavista. Es la Constitución que sirvió para que Hugo Chávez instaurara lo que hoy conocemos como el régimen chavista en Venezuela. Sin embargo, es una Constitución que se dio en otro contexto político, social y económico. Si bien a fines de los 90 Venezuela vivía una fuerte crisis económica -que de hecho es una de las razones por las que Chávez llega al poder-, el surgimiento del chavismo y el nuevo planteamiento que traía eran vistos con esperanza. 


Hoy, ese contexto está mucho más alejado de la realidad. Luego de más de 15 años de Socialismo del Siglo XXI, Venezuela vive su peor crisis económica, social y política. Desde hace más de un mes las protestas no paran. Las porcentajes de escasez de productos básicos superan en muchos casos el 90%. Las medicinas también. La oposición, empoderada por el voto popular, se ha visto obstaculizada por el gobierno y hay más de 100 presos políticos. La comunidad internacional ha reaccionado y en su mayoría -al menos tomando en cuenta a los países de la región- lo han hecho condenando las violaciones de Derechos Humanos en el país gobernado por Nicolás Maduro.

Este contexto es, pues, mucho más complicado y pone a Maduro entre aceptar el fracaso del chavismo y tratar de retomar el poder. La Asamblea Constituyente podría ser una forma de hacer esto último, especialmente debido a lo poco que ha dicho sobre la conformación del organismo. Se sabe que no será por voto universal -que según las últimas elecciones indicarían que beneficiaría a la oposición-, pero sí que diferentes grupos sociales, como los sindicatos o las asociaciones comunales, tendrán representación directa. Grupos en los que el chavismo aún tiene algo de popularidad.

Formalmente, Maduro ha señalado que esta nueva Constitución significaría un perfeccionamiento del plan emprendido por Chávez. "Este es el viejo sueño de Hugo Chávez, pero en 1998 las condiciones no estaban dadas", señaló. Sin embargo, para la exmagistrada del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) Blanca Rosa Mármol de León, Nicolás Maduro busca tener una Constitución “a su medida”.

El "perfeccionar" el plan emprendido por Chávez no es poca cosa. Con la conformación especial de la Constituyente -que favorezca al chavismo-, Maduro podría tratar de culminar el proyecto socialista de Hugo Chávez. Recordemos que en el 2007, Chávez realizó un referédum con el propósito de aprobar varias reformas entre las que estaba declarar y renombrar oficialmente a Venezuela como la República Socialista de Venezuela. Otras reformas planteadas eran, por ejemplo, las siguientes: permitir la reelección indefinida para el presidente, expandir los beneficios sociales de la economía informal, terminar con la autonomía del Banco Central, prohibir que una persona tenga muchas propiedades, entre otros. Esta fue la única elección que oficialmente ganó la oposición mientras Chávez estuvo vivo.

¿Qué va a pasar ahora?

Nicolás Maduro va a seguir con el proceso para organizar la Asamblea Constituyente, a pesar de las críticas por su peculiar conformación. La oposición ha llamado a la desobediencia y a seguir presionando en las calles, mientras que la Organización de Estados Americanos se prepara para tener una reunión de ministros de Relaciones Exteriores de los países miembro.


Comparte esta Noticia:





Diseño y desarrollo hecho por UNA SOLUTIONS