¿Cómo comenzó todo? ¿Por qué la gente está protestando ahora? ¿Qué va a pasar?

Ayer, se confirmó que hasta el momento 29 venezolanos han muerto en las protestas que se mantienen desde hace algunas semanas en las calles del país gobernado por Nicolás Maduro. Durante los últimos días, imágenes y videos de los enfrentamientos entre civiles que manifestaban y militares o colectivos chavistas han inundado las redes sociales. También las denuncias de represión y los reclamos de la comunidad internacional. A continuación, les explicamos qué pasa en Venezuela.

¿Cómo comenzó todo esto?

Si bien el inicio de esta situación puede remontarse a finales del milenio pasado, con el surgimiento de Hugo Chávez como un candidato presidenciable -en medio de la profunda crisis económica- en los 90, las razones que convocan hoy a miles de venezolanos a las calles tiene como causa más directa la crisis económica vivida durante los últimos años de vida de Chávez y la toma de poder de Nicolás Maduro. 


La caída del precio del petróleo -producto del que depende casi completamente la economía venezolana- durante los últimos años de vida de Chávez y la ausencia de reformas que aliviaran la dependencia de ese recurso, generó una fuerte crisis social en Venezuela. Esto empeoró por las reformas antidemocráticas que aumentaron durante esos años. Un informe de la Organización de Estados Americanos (OEA), por ejemplo, señaló que la libertad de prensa era atacada -sobre todo por la estatización de medios de comunicación- y que había una cantidad grande casos de violencia y abuso de derechos humanos.


Cuando repentinamente murió Hugo Chávez y Nicolás Maduro ascendió al poder, la situación empeoró. El 14 de abril del 2013, durante las elecciones presidenciales, se denunció fraude y miles de venezolanos salieron a las calles a protestar; sin embargo, el resultado que daba como ganador por un margen pequeño a Nicolás Maduro (frente a Henrique Capriles) fue aceptado por la comunidad internacional. Con el gobierno de Maduro todo empeoró. 

2. ¿Qué pasa con Maduro que no pasaba con Chávez?

Mientras Chávez -empoderado por el precio del petróleo- podía darse el lujo de inyectar dinero en gobiernos que seguían los lineamientos del Socialismo del Siglo XXI (Argentina, Ecuador, Bolivia, Cuba), Maduro tomó el poder en un contexto harto más complicado para el socialismo. 

Las políticas fracasadas en los países mencionados generaron un rechazo muy grande de la comunidad internacional y, en la región, mientras Colombia, Chile y Perú mantenían una economía saludable, Argentina elegía un nuevo presidente que prometía una salida al socialismo. Venezuela ya no podía dar dinero como antes y de hecho entró en una de las peores crisis económicas de su historia. La escasez de productos básicos, medicinas -que llegaba a ser de más de 90%- y las increíbles cifras de inflación llevaron a los ciudadanos nuevamente a las calles. 


En el 2014, estudiantes murieron durante una serie de masivas protestas. La culpa de esto, según el gobierno, era de la oposición que había hecho la convocatoria. Por lo que tenían que pagar. Líderes de oposición importantes comenzaron a ser encarcelados y la poca libertad que quedaba cada día era menos.

3. Pero, ¿la oposición no había ganado las elecciones del 2015? ¿Cómo podemos hablar de una dictadura si hay elecciones que la oposición gana?

Es verdad. Si bien las protestas continuaron luego de la encarcelación de Leopoldo López -hoy, una de las figuras más representativas de la oposición- en febrero del 2014, el mayor golpe al chavismo vino recién a fines del 2015, con las elecciones parlamentarias.


La tensión que se sentía en las calles fue canalizada por un pliego de propuestas que llevó en campaña la oposición. A pesar de formarse a partir de una diversidad considerable de visiones de país, resaltaron propuestas como la Ley de Amnistía a los presos políticos, la posibilidad de un referéndum revocatorio y un mayor control de las acciones del chavismo -que no existía debido a la mayoría parlamentaria que gozaba. Así, a finales del 2015, la oposición logró su propósito. Mayoría absoluta en la Asamblea Nacional. Tenía suficientes votos para cumplir sus promesas.


Es normal que cuando uno ve que, en efecto, la oposición logró ganar las elecciones se cuestione si realmente existe una dictadura, en todo el sentido de la palabra, en Venezuela. Si bien el calificativo de dictadura era usado por muchos antes de lo ocurrido en los últimos meses, no era tan clara para todos. Sin embargo, luego de las acciones tomadas por el gobierno de Maduro, poca duda queda en calificar al régimen chavista como una dictadura -incluso para nuestros amigos del Frente Amplio.


Además, de tener más de 100 presos políticos -muchos con procesos judiciales controversialmente llevados-, muchas denuncias de violaciones de derechos humanos y de interferencia del Ejecutivo en el Poder Judicial, uno de los factores clave que terminó de zanjar la discusión fue la usurpación de poderes que sufrió el legislativo controlado por la oposición hace unas semanas. El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) -cabeza del Poder Judicial venezolano- determinó que la situación de desacato de la Asamblea Nacional -status que obtuvo a inicios del 2016 en una controversial decisión del TSJ- era insostenible y por eso asumió las competencias del legislativo. Usurpando, temporalmente, los poderes del órgano controlado por la oposición. 


4. ¿Qué pasó con el proceso de diálogo mediado por el Vaticano? 

Fracasó. Durante el 2016, uno de los temas clave fue el referéndum revocatorio. La oposición había iniciado el proceso -amparado por la Constitución- para poder revocar a Nicolás Maduro. Cumpliendo con todos los pasos, se encontraron con obstáculos puestos por los chavistas, como nuevos requisitos que, sin embargo, también cumplieron. En última instancia, el Tribunal Supremo de Justicia decidió que por una serie de irregularidades se cancelaba el proceso. Esto, claro, llevó de nuevo al pueblo a las calles y la tensión volvió a incrementar. 


Mientras ciertas figuras de oposición como María Corina Machado y Lilian Tintori convocaban a marchas, varios diputados de oposición decidieron aceptar la propuesta del Papa Francisco y se sentaron en una mesa de diálogo con el oficialismo. Sin embargo, el gobierno nunca cumplió con las condiciones propuestas -como la liberación de presos políticos y el establecimiento de un calendario electoral- por lo que solo meses después la oposición se retiró, seguido por el anuncio del Vaticano de que retirarían a su enviado especial y que el diálogo quedaba suspendido.


5. ¿Por qué son las protestas que están ocurriendo ahora?

Hace unas semanas, el Tribunal Supremo de Justicia anunció que iba a asumir las competencias del Poder Legislativo. ¿Por qué? Por la persistencia del desacato de la Asamblea Nacional. ¿Desacato? Sí, para entender esto tenemos que remontarnos a fines del 2015, cuando la oposición logró suficientes diputados como para tener las tres mayorías (simple, absoluta y calificada).


La justicia venezolana denunció fraude electoral de tres diputados y ordenó su destitución. Con estos tres diputados menos, la oposición perdía la mayoría de ⅔, con lo que también perdía la posibilidad de remover de su cargo a los magistrados del TSJ y convocar a una Asamblea Constituyente, entre otras cosas.

La Asamblea Nacional se declaró en rebeldía, señalando que no iba a separar a los diputados. Entonces, la TSJ los declaró en desacato, por no cumplir lo que estipulaba la justicia venezolana. Poco después, la oposición accedió a separar a los tres diputados en cuestión, por lo que señaló -cuando el TSJ anunció que iba a asumir sus poderes- que ya no se encontraban en desacato.

TAMBIÉN PUEDES LEER: INFORME: El "Madurazo", un golpe más a Venezuela

Sin embargo, Diosdado Cabello, uno de los hombres más importantes del chavismo, explicó que la Asamblea Nacional (AN) sigue en desacato a pesar de que haya terminado acatando la orden del TSJ. “No porque (los parlamentarios de oposición) lleguen y digan ‘vamos a desincorporar a los diputados de Amazonas‘, salen de desacato. No. Ellos siguen en desacato. Julio Borges fue designado presidente con AN en desacato. La anterior (directiva) es la que está vigente”, dijo Cabello.


Lo que sucede es que fue la Mesa Directiva de la AN, liderada por Henry Ramos Allup, la que entró en desacato, según el chavismo. La acción de elegir a una nueva mesa directiva, que ahora es liderada por Julio Borges, se dio cuando la AN no tenía la potestad de hacerlo. Entonces, el chavismo no reconoce la nueva Mesa Directiva y considera que el legislativo sigue en desacato. 

El TSJ revirtió su decisión de asumir las competencias de la Asamblea Nacional unos días después de lo sucedido, aunque para la justicia venezolana el desacato continúa.

6. ¿Cómo ha actuado la comunidad internacional?

Organizaciones internacionales como la ONU y la Unión Europea han mostrado su preocupación por lo que sucede en Venezuela. Alianzas comerciales como el Mercosur han comenzado a discutir la posibilidad de aplicar sanciones -que podrían llegar a ser económicas- sobre el gobierno de Nicolás Maduro, mientras que potencias como los Estados Unidos han tenido duras palabras para el sucesor de Hugo Chávez. Donald Trump se reunió hace poco con Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, preso político del gobierno chavista. Además, el presidente Trump ha discutido la situación de Venezuela con PPK. Su administración ha continuado aplicando sanciones a Venezuela, esta vez porque una investigación señaló que el vicepresidente venezolano formaba parte de una red de ventas de pasaportes en Irak y Siria.


La respuesta de América Latina, sin embargo, ha sido la que más ha dado de qué hablar. México convocó a 20 países para que suscribieran una moción de condena. Brasil y Argentina, antiguos aliados indiscutibles del chavismo, tienen hoy gobiernos que no dudan en criticar los abusos de Nicolás Maduro con los venezolanos. Así, la mayoría de países de América del Sur, con la excepción de Ecuador y Bolivia, han expresado solidaridad con el pueblo venezolano. 


Tal vez en términos de acciones ha sido el Perú el país más duro con el gobierno de Maduro. Pedro Pablo Kuczynski le tendió la mano, desde su primer mensaje, a la oposición venezolana. El Congreso peruano ha aprobado incontables mociones de solidaridad a los ciudadanos y de condena al gobierno, la Cancillería ha retirado de forma permanente a su embajador en Venezuela y hoy tenemos un régimen especial para los migrantes del país gobernado por el chavismo.

Con todo esto, aún la Organización de Estados Americanos no logra la cantidad de votos suficientes para aplicar la Carta Democrática Interamericana ni para poder suspender a Venezuela. Lo que sería un golpe simbólico importante para el gobierno chavista.

7. ¿Qué va a pasar?

El anuncio de Venezuela de que se retirará de la OEA no tendrá por el momento efectos prácticos. Una vez que se notifique oficialmente de su salida, el país se regirá por dos años más por la Carta y seguirá siendo miembro, con todos los derechos y deberes que eso implica. Es posible -y así se especula- que la próxima reunión de cancilleres que tendrá la OEA será el paso previo para la activación de la Carta Democrática -el mecanismo de la OEA en caso haya la ruptura de un orden constitucional en un país miembro.

TAMBIÉN PUEDES LEER: INFORME: ¿Qué significa que Venezuela salga de la OEA?

Por el momento, las protestas no muestran señal de parar pronto y cada vez más venezolanos salen a las calles y cada vez la represión de las fuerzas militares cercanas al gobierno aumenta.