Ayer, el Poder Judicial venezolano le quitó las competencias a la Asamblea Nacional y se las atribuyó.

La comunidad internacional comenzó a reaccionar hace unas horas a lo ocurrido en Venezuela. Primero, estuvo Perú, el único país que hasta ahora ha decidido retirar de manera permanente a su embajador en el país liderado por Nicolás Maduro. Otros países se han unido a las críticas de la oposición venezolana y han pedido que se active la Carta Democrática de la OEA o han al menos condenado las acciones del líder chavista. Acá te contamos qué gobiernos se han pronunciado y qué han dicho.

Pero, primero: ¿qué pasó en Venezuela?

Ayer en la noche, el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) -el Poder Judicial de Venezuela- le quitó a la Asamblea Nacional (AN) -el legislativo, que está controlado por la oposición- las competencias. Esta decisión harto controversial fue calificada por muchos como un golpe del gobierno chavista a la oposición. Aquí te dejamos un informe detallado de qué es lo que ha sucedido. En concreto, el TSJ señala que la AN está en desacato desde inicios del 2016, por lo que todas sus decisiones no son válidas. Debido a la persistencia de esta situación, y a un tema particular con la Ley de Hidrocarburos, la corte venezolana decidió quitarle el poder de acción a la AN y que recae en ella el garantizar que las competencias del legislativo sean ejercidas.


¿Qué países se han pronunciado?

Perú: a través de la Cancillería, el gobierno peruano no solo retiró a su embajador, sino que condenó las acciones del gobierno de Venezuela y anunció que iniciaba consultas con otros miembros de la OEA para tomar medidas sobre la ruptura del orden constitucional.

Chile: el gobierno expresó su "más alta preocupación" por lo ocurrido en Venezuela y señaló que la situación los "lleva a consultar con los países amigos cómo proceder de ahora en adelante". El canciller chileno, Heraldo Muñoz, señaló que Chile busca un entendimiento en Venezuela y que sean los propios venezolanos lo que resuelvan sus asuntos internos, pero que "claramente esto va en la dirección opuesta".

Brasil: a través de un comunicado, el gobierno de Brasil señaló que "repudia la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela" y que lo que ha ocurrido es una "clara ruptura del orden institucional".

México: el ministro de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, señaló que en Venezuela hay un "deterioro del orden democrático".

Unión Europea: el gobierno central de la Unión Europea pidió que se establezca un calendario electoral y que se respete a la Asamblea Nacional y a sus miembros, a través de un comunicado del Servicio Europeo de Acción Exterior.

Estados Unidos: el gobierno de Estados Unidos condena la decisión del Tribunal Supremo de Justicia de usurpar los poderes democráticamente electos de la Asamblea Nacional. Además, pidió que se convoquen a elecciones lo más pronto posible, que se libere a los presos políticos y que se restauren los poderes de la Asamblea Nacional.